Crema de habas con churos, una mezcla singular

churosOTAVALO. Para la familia Díaz, los miércoles, sábados y domingos, el trabajo empieza a las tres de la mañana. La colada con churos y “las completas” deben estar listas para su expendio a las nueve de la mañana.

Proceso. La colada que se prepara en el comedor Doña Estercita se realiza con la mezcla de tres granos, maíz de primera, haba y arveja. “Los granos bien secos, tosdatos y seleccionados son procesados en el ‘Molino de las almas’, tradicional molino de piedra movido con la fuerza del agua,”  explica Laura Días, miembro de la familia.

Leña. Lo granos son tostados en grandes pailas de barro llamadas tiesto y en fogones de leña que en kichwa llevan el nombre de tulpa. “Éste es el secreto para que los granos conserven su sabor y la colada sea más sabrosa”, dijo Días

‘Churos’. Dos arrobas de ‘churos’ se necesitan para acompañar a los cien litros de colada que esta familia prepara y vende en el comedor ubicado en el pasaje Saona de  ciudad de Otavalo.

Las ‘completas’. Éste es el plato fuerte que acompaña a la colada con churos. Consiste en tortillas de papa acompañadas de carne colorada , huevo frito y ensalada, “toda una delicia” aseguró Enma Estrada, que cada fin de semana llega desde Cayambe a degustar de la comida de la familia Díaz.

Tradición. María Ester San Pedro fué quien inició con esta tradición, hace 45 años, sus hijas lo hacen desde hace 25.