Crea arte urbano con petróleo

altIBARRA. Desde hace tiempo el parque Pedro Moncayo, se ha convertido en el lugar preferido de artistas urbano, estos venden pulseras,   collares y artesanías en general, pero lo que más llama la atención son los cuadros pintados con petróleo.

 Ama su trabajo. Byron Carrión,  de Santo Domingo de los Tsachilas, tiene 49 años mientras pintaba un cuadro de la selva Amazónica, contó que le gusta su trabajo por que este le permite viajar por el país y dejar una huella en cada sitio que él visita vendiendo su cuadros.

 El petróleo. Carrión dijo “me gusta pintar los cuadros con mis propias manos, la única materia prima que utilizo es el petróleo,  mi objetivo es dejar mi huella, para poder sentirme importante, no con el propósito de enriquecerme sino de sacar dinero para poder mantener a mi familia”.
Las ciudades en las que más acogida tienen sus cuadros son Cuenca, Ambato, Salinas e Ibarra.
Byron tiene 2  hijos y cuando habló de ellos dijo “al caminar trato de recoger”, refiriéndose a que no le importa recorrer varias ciudades, exponiéndose a cualquier suerte con tal de conseguir el dinero suficiente para su familia.

 Su arte. Byron denomina a su trabajo como “raspado sobre cartulina”, él explicó que  recibió de Dios el privilegio de poder dibujar tan hermosos paisajes.
Para la elaboración de los cuadros la principal materia prima es el petróleo. Este arte nació cuando Byron trabajó en la petrolera Esmeraldas.
Para poder pintar el cuadro y que este no se dañe,  el artista descubrió luego de varias investigaciones como secar el petróleo para que las pinturas no se destruyan en ningún momento.

Los cuadros tienen paisajes de la Sierra, el Oriente y la Costa, los mimos que son pintados con la ayuda de una esponja, pero son los dedos de Byron los que logran dibujar desde una canoa hasta una bella cabaña Amazónica.
Juan Yánez, compró un cuadro y dijo “es increíble lo que este artista puede hacer con sus manos en los cuadros”.