La covid satura los hospitales de Ecuador, con una vacunación que sigue lenta

Quito (EFE).- Hospitales saturados, médicos agotados y un lento proceso de vacunación marcan la lucha contra la covid-19 en Ecuador, donde las cifras oficiales hablan de más de 355.000 contagiados, aunque los médicos consideran que hay un alto subregistro pues no toda la población accede a las pruebas PCR.

En el contexto de la pandemia han fallecido hasta el momento 17.528 personas entre casos confirmados y “probables” por la enfermedad, según el Ministerio de Salud, que basa sus estadísticas en algo más de 1,2 millones de pruebas PCR entre una población de más de 17 millones de habitantes.

Wilson Tenorio, presidente del Colegio de Médicos de la provincia de Guayas, insta a transparentar las cifras pues ve “con preocupación” aumentos como el de este jueves, cuando se reportaron cerca de 5.000 nuevos contagios en un solo día, en tanto que hoy, viernes, se han sumado otros 533.

Las ciudades más afectadas son Quito (114.658) y Guayaquil (31.030), esta última epicentro de la pandemia en sus inicios el año pasado.

Y por ello, cuestiona que haya restricciones de movilidad únicamente por las noches e insiste en medidas más drásticas para contener el avance del virus, entre ellas, un confinamiento total de 15 a 20 días.

“Yo sé que afecta la parte económica, pero hay que sopesar si lo económico o la vida de un ser humano”, dijo a Efe.

COLCHONETAS POR LOS HOSPITALES

“Vemos con mucha preocupación que la situación se ha disparado en razón de las cepas que están circulando en el país”, agregó Tenorio sobre la británica, neoyorquina y brasileña, y lamentó que la población no comprenda que se trata de un virus “que tiene variantes fulminantes”.

“Las salas de cuidados intermedios e intensivos están saturadas y hay escasez de medicamentos para atender en la fase crítica al paciente con covid-19”, recordó Tenorio al exhortar a una subasta internacional para adquirir insumos y medicamentos.

Pacientes en sillas, sillones, colchonetas o en camas colocadas en cafeterías y otros sectores del Hospital IESS Quito Sur son la viva muestra del desborde de la situación.

Ese hospital amaneció este viernes con 462 pacientes hospitalizados (una ocupación del 150 %), con 80 más en lista de espera para la unidad de cuidados intensivos, y otros 63 que aguardan la oportunidad para pasar de emergencias a hospitalización.

HOSPITALIZACIONES MUCHO MÁS LARGAS

Mario Bonifaz, subdirector de ese centro médico dedicado exclusivamente a la covid-19, explicó que para paliar la situación se han instado carpas militares en las afueras del hospital con 80 plazas, 38 de las cuales cuentan con una toma de oxígeno y el resto se abastecen a través de bombonas.

“El personal de salud está cansado, no solo física sino psicológica y mentalmente. Llevamos un año y dos meses atendiendo la misma patología, el mismo cuadro clínico”, se justificó.

Ahora, la covid ataca a todos los grupos etarios y “la ciudadanía se acostumbró a vivir con el virus”.

Porque si al inicio de la pandemia buscaba ayuda médica los primeros días, hoy llegan con un cuadro clínico “entre severo y grave, con los pulmones fibrosados”, con lo que la estancia hospitalaria ha pasado de entre 5 y 7 días el año pasado, a entre 17 y 26 ahora.

“Nuestras UCIs están colapsadas con pacientes de entre 19 y 45 años”, añadió el facultativo.

También llegan ancianos -varios de los cuales aseguran “no haber salido de sus casas en un año”, lo que hace suponer que el virus les llega a través de familiares o visitas de círculos cercanos-, y hay seis niños de entre 3 y 6 años.

Y aseguró que esta etapa es la “más dura” que vive su hospital desde el inicio de la pandemia.

LENTA VACUNACIÓN

Frente a la dramática situación hospitalaria, un proceso de vacunación lento pero que en el último mes ha ganado algo de impulso.

Ecuador ha recibido hasta ahora alrededor de medio millón de vacunas de la firma Pfizer, un millón de Sinovac y 84.000 de la británica AstraZeneca, esta última a través de la iniciativa internacional Covax.

Unas 468.000 personas habían sido vacunadas hasta este viernes con a primera dosis, de las cuales 142.782 recibieron ya la segunda, según el Gobierno.

Guillermo Lasso, que asumirá la Presidencia el 24 de mayo, ratificó su promesa de campaña de vacunar a nueve millones en los primeros cien días de Gobierno, aunque ello dependerá del acceso a vacunas.

Sin embargo, Tenorio sostiene que la crisis no terminará con la vacunación, pues la inmunidad es de “seis a ocho meses y, siendo optimistas, casi un año”.

“Cuando se termine de vacunar a la población, otra vez deberemos comenzar a inmunizar desde cero”, concluyó.