Niños de Cotacachi y Otavalo son apoyados por Killkay

OTAVALO.- La organización realiza el evento “Educación Comunitaria en la Pandemia: Aportes y retos educativos del proyecto Killkay en los cantones de Otavalo y Cotacachi” en donde se evidencia la labor de voluntarios que busca el desarrollo infantil y adolescente

Killkay
Es una organización sin fines de lucro que nace en la comunidad de Turuco en Cotacachi sus siete fundadores y casi 110 voluntarios trabajan con niños de sectores rurales con enfoque educativo, de salud mental y nutrición.
En el contexto de la pandemia COVID-19, durante 8 meses ha brindado asistencia educativa a más de 500 niñas, niños y adolescentes que cursan niveles de educación básica general y bachillerato en 8 comunidades de los cantones de Otavalo y Cotacachi; tales como Peguche, Quinchuquí, González Suárez, San Rafael, Gualapuro, Companía Alta, Turuco y Topo Grande.

Su labor
Killkay ha trabajado con comunidades rurales de Otavalo y Cotacachi para niños vulnerables, de minoría étnica y escasos recursos en tres ámbitos; programas de salud mental, nutrición y psicoeducación, los cuales han beneficiado a más de 200 niñas, niños, adolescentes y jóvenes.
En el ámbito educativo vienen realizando asistencias dentro de las comunidades para la generación de portafolios, refuerzo de materias de matemáticas, inglés y lenguaje basándose en las guías pedagógicas del Ministerio de Educación.
También realizan actividades lúdicas, juegos tradicionales, partidas de ajedrez, en fin, dinámicas para reforzar la parte cognitiva de los niños.
En lo psicológico han trabajado con el Club de Psicología de la Universidad San Francisco de Quito, realizando charlas virtuales de diferentes temáticas como la depresión, ansiedad, diferentes trastornos, salud mental, amor propio, etc.
Trabajos referentes a la psicoeducación y asistencia terapéutica con psiquiatras clínicos profesionales que son voluntarios en la organización.

Base de datos
Killkay se ha propuesto generar una base de datos con las comunidades de San Rafael y compañía Alta, ya que son las más concurridas, para un programa piloto de aplicación Test WISC que ayudará a determinar el nivel de destreza de los niños en habilidades cognitivas o funcionamiento neuropsicológico, esperan financiación para cumplir esta labor.

Trabajo articulado
La articulación de colectivos, GADs, sociedad civil, instituciones, ONG´s, voluntario/as bachilleres y profesionales que brindan tutorías en las diferentes comunidades sin pasar por alto los protocolos de bioseguridad ha sido clave para la ejecución de estas actividades en diferentes sectores rurales.
Todos los centros a excepción de Compañía Alta trabajan en los centros comunales en donde trabajan con personas de coordinación para cada sector, convirtiendo a jóvenes en líderes encargados de su comunidad.

Nuevos proyectos
Fundamentalmente quieren trabajar en el ámbito de nutrición y por medio de capacitaciones llegar al mayor número de sectores de escasos recursos e instruirlos en cómo aprovechar los alimentos que tienen.
Conseguir financiamiento, para recolectar insumos y materiales escolares y como es una organización ya reconocida por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) van a trabajar para tener una sede física en donde sea más factible ubicarse y de más fácil acceso. Ya que se ha vendió trabajando desde una sede web.