Cortes de luz y agua en Ibarra

aguaIBARRA. Sin luz ni agua estuvieron sectores del norte y sur de la ciudad el último fin de semana. SIN AGUA El gerente de la Emapa -I, Arturo Fuentes, explica que son alrededor de tres mil los clientes de la Emapa se quedaron sin agua debido a un daño en el pozo de La Quinta, desde donde se bombea el líquido que llega hasta el tanque reservorio de Azaya, desde donde se distribuye el líquido vital a sectores como Azaya, Alpachaca, EL Olivo, El Priorato, parte de Yahuarcocha, El Ejido de Ibarra y Los Galeanos.

Son 15 mil habitantes que solo tuvieron agua por horas. Fuentes explica que se quemó una parte del motor del pozo. “Lo que afecta es el crecimiento de las urbanizaciones; ya nos abastece las líneas eléctricas”, precisa Fuentes. El daño del motor hizo que se retrase que los tanques de agua se llenen en su totalidad. En el pozo La Quinta se bombean 45 litros de agua por segundo. En marzo de este año el pozo también sufrió un daño eléctrico que ocasionó la escasez del servicio. Hasta el cierre de esta edición continuaba el arreglo en el pozo La Quinta, que incluía la instalación de un nuevo motor en el pozo. SIN LUZ Fuertes vientos afectaron tres circuitos eléctricos que ocasionó apagones en Los Ceibos, Caranqui, La Victoria, El Retorno, avenida Teodoro Gómez, Las Malvinas, otro que alimenta a las parroquias de Salinas y Tumbabiro y un tercero por el sector de Zuleta, informó el asesor técnico de Emelnorte, Álvaro Gaibor. “Básicamente fueron problemas de caídas de árboles; el viento fue tan fuerte que los sacó de raíz y, prácticamente afectaron nuestros postes”, especificó el asesor. Los apagones sucedieron entre las 14:00 y 19:00 del sábado 12 y domingo 13 de septiembre.

La solución para evitar estos inconvenientes a causa de los fuertes vientos es la colocación de redes compactas que impiden que las ramas de árboles afecten el sistema eléctrico. Esta medida la realizan en los cantones de Pedro Moncayo y Cayambe, Este proceso aún no se prevé que se ejecute en Ibarra.

“Es la primera vez que nos sucede; con este antecedente empezaremos un proceso de planificación para determinar los sectores vulnerables a este tipo de inconvenientes”, precisó el asesor técnico. Como consecuencia del corte luz eléctrica, Emelnorte sufre el perjuicio de cinco mil dólares en energía que no se suministró, dijo Gaibor, aunque no precisó el número de abonados afectados.

Emelnorte, anualmente, realiza dos o tres mantenimientos con la limpieza de la franja de servidumbre, consistente en la poda de los árboles a los costados de las líneas de medio voltaje; pero la intensidad de estos vientos fue tan fuerte que los árboles se inclinaban, topando constantemente a las líneas de energía eléctrica.

En caso de daños de electrodomésticos por los apagones a causa de la naturaleza, en este caso, debido a los fuertes vientos, Emelnorte no tiene responsabilidad para ayudar a los clientes.