Corte sentenciada

Enrique AguilarNo hay peores opiniones que las claramente interesadas, las puramente subjetivas y las prejuiciosas, tal como las vemos ahora en cierta prensa y hasta en políticos extranjeros, acerca de la Corte Nacional  de Justicia que  acaba de elegirse después de un largo e intrincado proceso de selección,  con varios centenares de nuestros mejores juristas como candidatos y observadores foráneos de conocido prestigio  incluidos.
Se  la amenaza y hasta se la “sentencia” a esta Corte si no da un fallo a favor de El Universo en el tan comentado caso. Una parlamentaria europea con un discurso  absolutamente sesgado se atreve a amenazar al país  con sanciones comerciales y de toda índole si la sentencia no favorece al mencionado diario, llega a proponer incluso un mecanismo de observación y vigilancia hasta que la sentencia se produzca.

Que vigilen su propia bancarrota y sus miles de desempleados primero.

No se ha visto nunca tal confabulación de medios y de personas interesadas en otros países sobre un asunto que solo nos compete a nosotros.

Por algo será que en una consulta popular se decidió el mecanismo mas idóneo para tener de ahora en adelante una justicia transparente y que mantenga su independencia.

Hagamos respetar como ecuatorianos nuestro derecho a tomar decisiones propias que hagan ver ante el mundo que hemos dejado de ser el patio trasero de una gran potencia y asumimos nuestras responsabilidades históricas como un pueblo soberano.

Dr. Enrique Aguilar Zambrano

      neaguilarz@hotmail.com