Correos no son creíbles

BOGOTÁ. Un profesor universitario fue absuelto, en el primer proceso basado en información obtenida de computadoras que pertenecían al extinto jefe rebelde Raúl Reyes que se desbarata por una resolución de la Corte Suprema que restó validez a la información contenida en esas máquinas.

 Fiscal mostró su preocupación. El fiscal Hermes Ardila, jefe de la Unidad Nacional Antiterrorismo, dijo el sábado en diálogo telefónico, estar pesimista respecto del resultado que tendrán otros 28 procesos fundamentados en los denominados “correos electrónicos” encontrados en los computadores de Reyes, quien murió en un ataque que militares

colombianos lanzaron, el 1 de marzo del 2008, contra el campamento en donde el cabecilla guerrillero se encontraba, en territorio ecuatoriano.

 Beltrán preso desde 2009. Beltrán fue capturado en México en mayo de 2009 y deportado a Colombia. Desde entonces ha permanecido detenido en una cárcel de Bogotá porque la Fiscalía lo acusó -con base en los archivos encontrados en las computadoras de Reyes- de integrar la comisión internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El fiscal Ricardo Bejarano sindicó al catedrático, entre otras cosas, de tratar de reclutar para las FARC estudiantes en México y de asistir a congresos internacionales a nombre de esa organización ilegal.

 Solo en formato word. “Triunfó la libertad”, aseguró el catedrático después de escuchar el fallo absolutorio a su favor, en el cual la jueza acogió la jurisprudencia dejada por la Sala Penal de la Corte Suprema el 18 de mayo, en el sentido de que “los que se han llamado ‘correos electrónicos’ de ‘Raúl Reyes’ en realidad se desconoce si lo fueron, pues no se hallaron en un navegador o red de transmisión de datos, sino en formato Word, en archivos estáticos que no ligan un origen con un destino, remotos”. En la audiencia, la Fiscalía y la Procuraduría pidieron una sentencia condenatoria porque las pruebas recaudadas en los computadores de Reyes eran válidas.