Correa arremete contra tribunal arbitral en demanda presentada por Chevron

petróleo-agua-2lk23gQuito, 20 feb (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa atacó hoy al tribunal arbitral que ve un caso presentado por la petrolera Chevron, al tiempo que denunció los tratados bilaterales de inversión como “un verdadero colonialismo”.

En un encuentro con la prensa extranjera en el que delineó algunas de sus prioridades en política exterior en los próximos cuatro años, Correa pidió que América Latina rechace el sistema internacional de arbitraje de disputas de inversión y cree instancias regionales que lo sustituyan.

“Esos tribunales son alcahuetería en beneficio de las trasnacionales”, aseveró Correa, un economista de izquierda aliado del presidente venezolano, Hugo Chávez.

El presidente se refirió específicamente a la demanda interpuesta por Chevron ante un tribunal de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya en base al tratado bilateral de inversiones entre Quito y Washington.

Ese panel determinó a principios de febrero que Ecuador incumple leyes internacionales “al no haber impedido” la ejecución de un fallo contra Chevron que le obliga a pagar 19.000 millones de dólares por un caso de contaminación en la Amazonía.

El tribunal arbitral “se ha declarado competente invocando un tratado de 1998 cuando Chevron, anteriormente Texaco, salió del país en 1992, eso es monstruoso, ya basta de tanto abuso”, aseveró Correa.

Durante el proceso, iniciado por la petrolera en 2009, la Procuraduría de Ecuador ha insistido en que ese panel no debería tener jurisdicción, en parte porque supone una aplicación retroactiva del tratado bilateral de inversiones.

Por su parte, Chevron argumenta ante el tribunal que Ecuador debe ser responsable “por el fraude cometido a través de su sistema judicial en el caso”.

En 2011 un juez ecuatoriano condenó a la petrolera a pagar más de 19.000 millones de dólares por daños ambientales ocasionados entre 1964 y 1990 en la Amazonía ecuatoriana por Texaco, que fue adquirida posteriormente por Chevron.

La sentencia fue confirmada por un tribunal de apelación y ahora está en manos de la Corte Nacional de Justicia.

Correa también criticó hoy el laudo emitido el pasado octubre por un tribunal del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) que ordena a Ecuador a pagar 1.770 millones de dólares más intereses a la petrolera Oxy por rescindir un contrato en 2006.

“El tribunal del Ciadi le otorga más que lo que pidió la petrolera y reconociendo que incumplió la ley, básicamente lo que hace es juzgar la ley ecuatoriana, que es muy dura, como si el inversionista no conociera la ley, imagínese si eso se lo hiciera a Estados Unidos”, dijo.

La compañía estadounidense presentó su demanda en 2006, después de que el Gobierno de Ecuador le cancelara el contrato de explotación del bloque petrolero 15 porque Oxy cedió sin avisarle el 40 por ciento de sus derechos en ese campo a AEC, una filial de la canadiense Encana.

El Ciadi suspendió la ejecución de la condena temporalmente tras recibir un pedido de anulación del país andino, aunque los intereses de la indemnización siguen acumulándose.

Correa indicó que su Gobierno seguirá denunciando los tratados bilaterales de protección de inversiones firmados por Ecuador, que permiten que las multinacionales pongan las demandas en tribunales arbitrales internacionales cuando creen que se han violado sus cláusulas.

El presidente consideró esos acuerdos como “un verdadero colonialismo” y “la antología del abuso del imperialismo”.

El Gobierno de Ecuador instó en enero a la Legislatura a que derogara los tratados de inversión en vigencia.

Ecuador suscribió 23 acuerdos de ese tipo, con países como Argentina, Países Bajos, Chile, Canadá, Venezuela, España y Estados Unidos, pero el único que ha sido derogado hasta ahora es el firmado con Finlandia, según explicó entonces a Efe el viceministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira.