333 casos positivos en Ibarra y la ciudad sigue en amarillo, dijo la Alcaldesa

La alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco,  mediante una rueda de prensa a través de la plataforma de Facebook, informó sobre la situación del cantón respecto a la pandemia del coronavirus y además  explicó las nuevas medidas que rigen para la Ciudad Blanca, desde el pasado miércoles 1 de julio, entre ellas la movilidad por el centro de la ciudad.

Según las cifras entregadas por la primera autoridad,  hasta el momento en Ibarra se han reportado 333 personas contagiadas, de las cuales un 57% son hombres y 43% mujeres. El grupo etario más afectado varía entre los 20 y 49 años.

“En este momento tenemos dos personas hospitalizadas con pronostico reservado y 12 personas que se encuentran estables, 20 fallecidos y 88 personas recuperadas”, indicó la alcaldesa.

Además señaló que el sistema de salud no ha colapsado ni hay problemas con la morgue de Ibarra.

Con estos antecedentes y acogiendo la sugerencia realizada por el COE Cantonal se ha decidido que la ciudad permanece en amarillo la próxima semana (lunes 6 al domingo 12 de julio) y que se levantará parte del vallado en el mercado Amazonas. Esto es en las calles Sánchez y Cifuentes y el perímetro comprendido por la calle Luis Toro Moreno en la avenida Pérez Guerrero, Av. Fray Vacas Galindo y la av. Mariano Acosta  y  Teodoro Gómez.

“Únicamente quedará el cerco, por su protección, de la Eugenio Espejo, la Pérez Guerrero y de la Obispo Mosquera, es decir aquel que circunda el mercado Amazonas.

Las únicas rutas habilitadas desde la terminal terrestre son: Urcuquí- Ibarra, Antonio Ante-Ibarra , Pimampiro-Ibarra y viceversa.

El horario de atención al público de la Alcaldía de Ibarra y sus empresa será desde las 08:00 hasta las 16:00, en una sola jornada.

Según la Alcaldesa, del total de 10 mil pruebas de electroquimioluminisencia, hasta el momento se han procesado 4.460 pruebas a grupos como: comerciantes, transportistas, servidores públicos y personas del cerco epidemiológico. Las muestras han sido procesadas en el hospital del IESS y en el hospital San Vicente de Paúl.