Adolfo Coronado, un formador de campeones

IBARRA.- Tras los logros de grandes deportistas suelen estar estrategas que guían y van haciendo el camino para los campeones. Adolfo Coronado fue precisamente un entrenador que ha dirigido a distintos nadadores en Ecuador, Bolivia y Honduras.

Inicios
Su relación con el deporte comienza a sus 8 años en el Club Sport Emelec. “Yo era nadador de 200 y 400 metros libre, no era velocista ni fondista”, menciona Adolfo Coronado sobre sus características como nadador.

A sus 22 años dejó de entrenar para continuar sus estudios universitarios. Inmediatamente se convirtió en entrenador del CS Emelec, el mismo club que lo vio nacer deportivamente.

Entrenador
Después de su inicio con Emelec ha tenido una larga trayectoria, incluyendo experiencias internacionales.

“Pasé al Tenis Club y después vinieron Honduras, Bolivia y otros clubes en los que tuve la oportunidad por el Comité Olímpico Ecuatoriano, durante la gestión de Sabino Hernández”, expresó Coronado. También entrenó a deportistas de varias universidades y clubes en Perú, Costa Rica, Chile, entre otros.

Su paso por Imbabura
En el año 1978 se inauguró la Piscina Olímpica de Ibarra. Franklin Gomezjurado, presidente de FDI en ese entonces, designó a Adolfo Coronado como entrenador de natación.

“Yo me quedé en deuda con la selección de Imbabura, quería llevar a ese equipo a lo más alto de Sudamérica. Habían muchos deportistas valiosos como Jeffrey Paz, Francisco Rosero o la familia Jara”, recuerda Adolfo.

Coronado también opina que “el nadador de Imbabura es obediente y dedicado, es por eso que salieron tantos buenos deportistas. Nosotros en un Campeonato Nacional de Novatos fuimos campeones en el segundo día y faltando dos fechas. Todo eso por el esfuerzo y sacrificio de los chicos en su preparación”.