Convoy con víveres salió de Ibarra rumbo a Quito

Ibarra. Un volquete color azul, un camión tipo furgón de color blanco y una furgoneta fueron los vehículos que la mañana de ayer salieron rumbo a la capital con víveres, ropa y accesorios de limpieza para los grupos de indígenas que permanecen en Quito debido al paro que vive actualmente el país. Cerca de las 10:00 los dos automotores estaban estacionados en las avenidas El Retorno y Teodoro Gómez, en el sector de la Cruz Verde.

Ayuda humanitaria. Hasta ese lugar llegaban a pie, en bicicletas, en motos o en autos ciudadanos que querían colaborar con quienes están en las marchas.

Por ejemplo Amilcar Narváez, quien trabaja en un asadero de pollos y Debbie Balseca, estudiante, arribaron a ese sector con ropa, cobijas y fundas de arroz. Para Amilcar no es la primera vez que dona, pues anteriormente lo hizo ya en Otavalo y el jueves último en el Obelisco de la Estación en Ibarra. Ambos acompañaron al convoy hasta la parroquia de La Esperanza, sitio en el cual estaban moradores de esa localidad listos para recibir los productos y también para ayudar a que los dos automotores logren llegar hasta Quito.

Traslado de víveres. Miembros del Frente Unitario de Trabajadores y otros organismos de Imbabura, coordinaron el traslado de los víveres y vituallas. Jorge Guerrero, del sindicato de trabajadores de la Prefectura de Imbabura encabezó esta gestión. “Agradecemos a la comunidad por esta acogida. Se han hecho presentes con arroz, azúcar, atún, cosas no perecibles, mantas, ropa y papel”, dijo Guerrero. El convoy tenía previsto llegar hasta el sector de La Esperanza y luego tomar vías alternas hasta Quito. Según los dirigentes alrededor de 4 mil dólares se ha reunido en productos que fueron ayer destinados para los manifestantes que están en las calles de Quito desde el pasado 4 de octubre. Además manifestaron los coordinadores que existe una programación diaria como medida de protesta contra las medidas económicas que implantó el Gobierno.