Controles en Otavalo, frente a la pandemia, sin respuesta oportuna

Ante las fiestas clandestinas, varias celebraciones en comunidades, campeonatos en barrios rurales, locales y calles que se prestan para libadores, la ciudadanía se cuestiona quién es el responsable para controlar a ciudadanos inconscientes que afectan a toda la población. ¿Qué dice el COE?

Se han realizado varias reuniones de autoridades del control con la finalidad de articular y operativizar las acciones a realizarse y para tratar de controlar los eventos y espectáculos que puedan generar problemática. En la reunión del lunes, la ausencia del COE Cantonal, generó dudas, ya que las disposiciones establecidas por esta entidad, se transgredieron a gran escala en diversas comunidades.

Martin Proaño. Intendente general de Policía encargado, de la provincia de Imbabura, menciona que tenientes políticos, jefes políticos y comisarios nacionales han estado activos las 24 horas del día los 7 días de la semana ante todo el tema de las alertas ciudadanas que se generan, una muestra de ello son los operativos realizados en toda la provincia, en los cuales, se controlaron alrededor de 145 establecimientos.

El Intendente Proaño resalta la complejidad de hacer efectivas las medidas por los territorios pero se encuentran prestos y dispuestos a seguir operativizando.
Esta complejidad se refiere a la ordenanza municipal que existe y que es el COE Cantonalel que debe asumir el cargo para controlar, suspender y sancionar de manera efectiva a estos eventos y organizadores.

Marcelo Burbano, director administrativo indica que la preocupación ante estas fiestas y reuniones que generan aglomeraciones es constante y que la acción que han tomado ha sido notificar a los organizadores de eventos o facilitadores de los mismos sobre la prohibición y ordenanza de suspensión para este tipo de eventos.

Menciona que durante este fin de semana, en donde las fiestas clandestinas y reuniones sociales se realizaron de forma normal, se cumplió con emitir notificaciones, estos documentos también se los ha enviado a la Policía Nacional para que sean ellos los que actúen.

De igual forma indica que “como COE Cantonal estamos dispuestos a colaborar con la Policía, Intendencia y Comisaría Nacional para controlar estos eventos masivos”.

Desde la Intendencia se propicia hacer efectivas las ordenanzas, condiciones administrativas o protocolos que permitan generar verdaderos resultados, ya que la ciudadanía necesita resultados por tanto es necesario que se evidencie el trabajo efectivo con sanciones, suspensiones y las limitaciones de todo tipo de estas actividades ilícitas.

Sin embargo, se menciona que su competencia está condicionada, ya que no pueden sancionar o multar a los infractores, labor que corresponde a la ordenanza municipal, y el actuar de intendentes, policía y comisarios se limita en retirar a libadores y cerrar locales o casas en donde se realizan reuniones.

La ordenanza municipal debería tomar acciones mayores a una notificación y un llamado de atención.

El COE Cantonal indica que los eventos masivos y espectáculos sólo los autoriza la Intendencia, y que al no estár autorizando ninguno, aun así se realizan, “es esta entidad la que tiene potestad para controlar y suspender los mismos”.