Controlarán la distribución del gas doméstico

 

6f1Otavalo. En el cantón seguirán los controles en las distribuidoras de gas, esto para evitar escases y especulación en los precios.

 Al pendiente. Luego del estado de emergencia hidrocarburífica que se declaró en Otavalo, las autoridades han estado al pendiente de la distribución del gas doméstico.
Andrés Rojas, comisario Nacional, manifestó que luego de varias inspecciones se pudo evidenciar que en el centro de acopio ubicado en Carabuela no existe gas.

“Estamos preocupados porque a raíz del arreglo de la refinería, el gas está viniendo en pocas cantidades al cantón“.

Recalcó que en determinadas distribuidoras se ha constatado que no se cuenta con el carburante o en tal caso les han dotado de 50 cilindros de color azul y 50 de color amarillo pero éstos se terminan rápidamente.

 Comunidades. Rojas explicó que de ser necesario nuevamente se realizará la venta personalizada como se lo hizo el pasado jueves.

Sin embargo en la actualidad esperarán que se normalicen las ventas.

“El sábado me trasladé a Ilumán y se pudo constatar que en la comunidad de Agualongo no había gas para la venta, por lo tanto con la colaboración de un distribuidor y la Policía se abasteció a las personas“.

Informó además que las distintas comunidades y parroquias fueron abastecidas por varios despachadores del sector urbano.

 

 Operativos. La autoridad manifestó que se ha constatado que en las distribuidoras no hay gas, sin embargo sí se están programando operativos sorpresa.

Con esto se quiere evitar  que exista el acaparamiento del carburante para luego venderlo en cantidades altas.
Se recordó a los distribuidores que en caso de encontrar que están escondiendo el gas doméstico se notificará a Hidrocarburos para que les den la sanción respectiva, que iría desde el retiro de la distribución o una multa económica de cinco a 10 mil dólares.

Los otavaleños concuerdan con los operativos, explican que muchas veces los distribuidores burlando a las autoridades suelen expender el gas en las comunidades más alejadas a un precio exagerado.

“Los distribuidores no deberían aprovechar la situación para expender el gas a precios altos“, dijo Juanita Cruz, usuaria.