Controlan un incendio en el Parque Nacional Cayambe

Quito (EFE).- El Ministerio del Ambiente de Ecuador informó este viernes que tras cinco días ha sido controlado un incendio forestal en la Parque Nacional Cayambe-Coca, que afectó una zona de páramo situada a unos 80 kilómetros al norte de Quito.

El Ministerio indicó en un comunicado que ha sido controlado “en su totalidad” el flagelo que “afectó de manera considerable al ecosistema de páramo característico del área protegida”.

Desde el pasado domingo, unos mil efectivos (entre guardias del parque, especialistas de la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, bomberos, militares, policías y pobladores de zonas aledañas) se distribuyeron por la región afectada para combatir los focos de calor, añadió la cartera de Estado.

Insistió en que las condiciones geográficas y del tiempo en el lugar tornaron difícil las labores de extinción de las llamas, por lo que se usaron helicópteros con sistemas de descarga de agua para este tipo de eventos.

El Ministerio del Ambiente precisó que realizará una evaluación completa en toda la zona para determinar las posibles causas del siniestro y la real magnitud de la afectación a la flora y fauna silvestre del Parque Nacional.

Asimismo, confirmó que el área protegida permanecerá cerrada a la visita de turistas, hasta nuevo aviso.

En la mañana, el Ministerio había advertido de que el incendio forestal en el Parque Nacional Cayambe amenazaba con expandirse a otros sectores por las dificultades que presentaba el tiempo.

Esa cartera de Estado había dicho entonces que se habían detectado varios “focos de calor” que habían afectado a lugares como Larcachaca y Cangahua, ubicados en las inmediaciones del volcán Cayambe.

Asimismo, había indicado que “cerca de dos hectáreas de pajonales y chaparros” estaban destruidas por el fuego, aunque no lograba determinar el total de la superficie afectada en la zona de reserva.

Por su parte, el administrador del Parque Nacional Cayambe-Coca, Werner Barrera, había insistido en que las condiciones climáticas no permitían la liquidación del fuego, que avanzaba a zonas como Guambicocha y Salve Faccha, también aledañas al volcán.

Barrera había advertido de que sólo cuando se extinga el incendio se podrían determinar sus causas y “la afectación total de flora y fauna en el lugar”.

El incendio en la reserva Cayambe-Coca se sumó a otros flagelos forestales reportados el pasado fin de semana, cuando se informó de otras cuatro áreas protegidas afectadas, también ya controladas en su totalidad.

La cartera de Estado recordó que se reportaron incendios en la Reserva Ecológica Ilinizas y los parques nacionales Cajas y Llanganates, así como en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Cotopaxi.

El Ministerio del Ambiente y Agua anunció una “investigación pertinente” para determinar las causas de los flagelos y que, de ser el caso, remitirá la información a la Fiscalía del Estado para que se pueda sancionar a los eventuales responsables.

Asimismo, anunció la elaboración de un análisis sobre “los procesos de remediación del área protegida”, respecto al incendio en el Parque Nacional Llanganates, que consumió unas 224 hectáreas de vegetación.