Control sorpresa a 164 taxistas de Ibarra

Ibarra. Llantas lisas, taxímetro sin funcionar, falta de entrega de los tickets al usuario, cinturones de seguridad dañados, luces intermitentes y extras, cuyo uso es prohibido, son las principales novedades que se evidenciaron en ciertos taxis de los 164 que se incrementaron y empezaron a laborar hace un mes.

Robinson Viteri, jefe del Departamento de Control y Fiscalización de la Empresa Pública de Movilidad, enfatizó que los conductores deben corregir inmediatamente los errores en sus unidades para poder seguir trabajando.

Explicó que se evidenciaron dos casos de taxistas que laboran sin frecuencia y se dio parte a la Gerencia operativa para que puedan localizar los vehículos.

“Eso no podemos seguir permitiendo”, reiteró.

Prevención. Los controles se realizan periódicamente en los 15 cantones que forman parte de la mancomunidad de tránsito del norte.

En caso que los conductores incumplan, se pasará un informe a la gerencia de Movidelnor, así como a la Agencia Nacional de Tránsito para que autoricen seguir con las sanciones administrativas.

El Art. 80 al 83 de la Ley de Tránsito establecen multas de cuatro salarios mínimos ($1 544) a la operadora, pues el comisario debe estar pendiente del cumplimiento de las normas.

La segunda vez del incumplimiento se sanciona a la operadora con seis salarios mínimos ($2 316), la tercera vez la multa es de ocho salarios básicos ($3 088) y hasta se puede llegar con la terminación del permiso de operación.

Carlos Benavides, de la Cooperativa de Taxis 17 de Julio, menciona que los controles son positivos para que no circulen vehículos en malas condiciones y de esta manera se eviten accidentes.

La aspiración de los taxistas informales, de formar parte de los convencionales, se cristalizó luego de un arduo proceso en el que 164 personas se beneficiaron con un cupo en las diferentes cooperativas de taxis del cantón Ibarra.