Control a la venta de pirotecnia ‘C’

pirotecniaTULCÁN. La venta de pirotecnia durante las épocas festivas de Navidad y Fin de Año tendrá un estricto control en Imbabura y Carchi. El objetivo es evitar el comercio ilícito de productos que representen un peligro para quien los manipule. De ahí que el Centro de Control de Armas emitirá un permiso especial a los comerciantes de ambas provincias y la Intendencia de cada jurisdicción será la encargada de hacer controles para evitar anomalías. En caso de encontrarse productos no autorizados o su comercialización fuera del lugar establecido, la mercancía será decomisada.

Edmundo Mora, jefe del Centro de Control de Armas Carchi- Imbabura, explicó en reunión a los comerciantes el proceso que deben seguir en línea para obtener su permiso temporal como comerciante de pirotecnia tipo C. El trámite es a través de internet en la página web del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.
Por el permiso que tiene una duración de 45 días se debe pagar 10 dólares.
Mora especificó que el permiso tipo C no autoriza a los comerciantes locales a irse a Ipiales a traer pirotecnia. “Eso solo lo pueden hacer los importadores calificados por el Centro de Control de Armas”. El permiso les autoriza vender hasta el 15 de enero de 2016, luego de eso ya es obsoleto.

UN SOLO SITIO
Otra puntualización es que la venta debe hacerse en el lugar dispuesto por el Municipio, es decir, en el caso de Tulcán el Parque Isidro Ayora en la Feria Navideña. Además las comerciantes, por seguridad, no podrán tener en el puesto más de 20 cajas. Lo demás puede estar almacenado en otro sitio. La pirotecnia tipo C no incluye reventadores, camaretas, tronadores y todo lo que haga explosión.
Se está coordinando en San Gabriel con una persona autorizada para esta venta al igual que el resto de cantones.

OPERATIVOS
Tanya Camargo, Intendenta de Policía del Carchi, dijo que en objetivo de evitar accidentes por uso de pirotecnia se está capacitando a los niños de todos los cantones con apoyo de los Bomberos y personal de Gestión de Riesgos. “Los controles serán estrictos y continuos y todo material que no cuente con el permiso será decomisado para su destrucción”.
Comerciantes como Romelia Díaz señalaron que es necesario un control estricto para que todos cumplan la ley. Sin embargo, dijo de momento están preocupados porque los importadores a los que han contactado no venden los productos que ellos necesitan. La mujer explicó que requieren cerillos, fosforitos y bengalas y aún no han logrado establecer contacto con proveedores que les puedan traer esos productos.
El jefe del Centro de Control de Armas, señaló que se han hecho decomisos importantes de pirotecnia en la zona de frontera. Mencionó que en un trabajo conjunto con Aduana hay cerca de una tonelada de este material que será destruido de manera controlada en las semanas próximas. En Carchi son 35 comerciantes que tramitarán un permiso para comercializar pirotecnia tipo C, mientras que en Imbabura suman 50.