Control a fauna silvestre se intensifican en Imbabura

Ibarra. Con el fin de precautelar la vida de las especies que se encuentran amenazadas, el Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE) realiza constantes operativos de control y vigilancia de vida silvestre en todo el país. En Imbabura, en lo que va de este año, se contabilizan cerca de 85 operativos.

Ilegal. Álvaro Cadena, director del MAE Imbabura, dijo que los controles van enfocados en la prevención y el control de las acciones ilegales como son la tenencia de vida silvestre. “Existe una diversidad de especies que han sido rescatadas, sin embargo, las aves son las más comunes ya que por sus vistosos colores y su carisma mucha gente piensa que las puede tener en las viviendas pero esto no es así y la normativa claramente establece la prohibición”, enfatizó.

Operativos mensuales. Loras, monos y tortugas, son algunos de los animales que han sido recuperados. En promedio se han establecido 12 operativos al mes. El año pasado se registraron un total de 153 controles. En el primer semestre de este 2019 se contabilizaron un total de 20 especies recuperadas y que recibieron la atención necesaria para su recuperación.

Historias. Entre las historias de rescate sobresale la de una tortuga que fue encontrada en un parque de Ibarra. Una persona reportó el hecho a través de la línea del ECU 9 1 1. Al llegar identificaron que tenía mordeduras de perros por lo que su estado era crítico.

También se registra el rescate de un mono chorongo en la parroquia de Chaltura, y fue trasladado para salvaguardar su seguridad al zoológico de Guayllabamba.

Llamado a la conciencia. “Cuando vemos un animal silvestre nos atrevemos a comprarlo porque lo vemos bonito porque nos llama la atención, pero en ocasiones no sabemos ni qué come y al llegar a casa nos damos cuenta que no vamos a poder sostener al animal y buscamos una opción, que en la mayoría de casos, es dejarlo en algún lado donde nadie sepa que nosotros lo teníamos. Seamos más conscientes”, hizo un llamado el director.

Sanciones. El tráfico se trata de un delito tipificado en el Código Orgánico Integral Penal (COIP). El artículo 247 contempla pena privativa de libertad de entre uno y tres años, para las personas que cacen, pesquen, capturen, recolecten, extraigan, comercialicen, especímenes o partes de la flora y fauna silvestre, especialmente si se encuentra en peligro de extinción.