Continúa búsqueda de menor arrastrado por la corriente de un río en Quito

El dolor se apoderó de una familia luego de que tres de sus integrantes fueron arrastrados por la corriente del río Monjas, en el sector de La Esperanza, al norte de Quito.

Dos de las personas fueron encontradas fallecidas por personal del Cuerpo de Bomberos de Quito, pero un menor de tan solo 12 años de edad todavía se encuentra desaparecido, por lo que la búsqueda de su cuerpo continúa.

La torrencial lluvia que soportó la capital la tarde del martes provocó que las tres personas que estaban en las orillas del río hayan caído a sus aguas y hayan sido llevadas por las corrientes.
Según información de Esteban Cárdenas, comandante del Cuerpo de Bomberos de Quito, eran chatarreros que estaban en el sitio recogiendo escombros.

Entre los troncos fue visibilizado el cuerpo de una mujer adulta, de unos 30 años de edad, mientras que la segunda fallecida era mujer de 18 años de edad, cuyo cadáver fue encontrado a la altura de la central hidroeléctrica Bocatoma de Vicuña.

Sobre el más pequeños de los arrastrados, un adolescente de tan solo 12 años, aún no se conoce en dónde está su cuerpo, pero probablemente esté entre las aguas del río Guayllabamba.
Sus parientes hicieron una pausa al dolor y el luto que los embarga para acompañar a los agentes de los equipos de rescate y la unidad acuática en la búsqueda del muchacho, pero hasta el ayer todavía no había sido encontrado su cuerpo, por lo que las labores de búsqueda seguían.

Tras la inundación rápida que se registró en el sector, un helicóptero realizó sobrevuelos para buscar a las víctimas de la emergencia por la lluvia, gracias a ello una de las personas fue localizada. Por lo que el helicóptero siguió apoyando cada una de las labores.

Las personas no eran oriundas de Pichincha, sino de la provincia de Cotopaxi, específicamente de la comunidad de Saquisilí.

Las fuertes lluvias no han cesado en Quito, la tarde del miércoles hubo un deslizamiento de tierra sobre las avenidas Simón Bolívar y Princesa Toa, sin que se hayan registrado personas heridas o fallecidas.