En la Zona 1 hay 3288 casos de Covid-19 de un total de 55.665 en el país

Ecuador registró este lunes 4.502 fallecidos y 55.665 positivos de la COVID-19, y 410 casos más, respectivamente, en relación al domingo, mientras las alarmas se ciernen sobre la capital, Quito, donde han aumentado los contagios.

En la Zona 1 las cuatro provincias registran 30 casos nuevos siendo Imbabura y Sucumbíos las que más casos nuevos reportaron, en 24 horas.

Esmeraldas por primera vez desde que inició la pandemia se toma un respiro con apenas cinco casos nuevos y 139 fallecidos. No así Imbabura que en un día subió nueve casos más y alcanza los 387 fallecidos. Junto con la provincia de Los Lagos está Sucumbíos quien aumentó de 390 a 399 los casos de contagios y subió a 19 el número de muertes por Covid-19.
Finalmente está Carchi con 285 casos confirmados y 17 personas fallecidas.

Desde que se detectó el primer caso el pasado 29 de febrero, se han realizado en Ecuador un total de 145.916 pruebas para la COVID-19 tanto PCR como rápidas, con las que se han descartado 77.752 casos.

Las cifras de fallecidos oficiales y probables no incluyen los 10.000 muertos que se registraron en la ciudad de Guayaquil -segunda urbe del país y su núcleo comercial- entre la segunda quincena de marzo y la primera de abril, la peor crisis humanitaria que haya vivido la ciudad.

Por provincias y de acuerdo a pruebas PCR únicamente, la de Guayas (cuya capital es Guayaquil) sigue a la cabeza de contagios y alcanza ya los 15.000, lo que representa el 32,1 % del total de positivos históricos, mientras que la de Pichincha, con Quito como cabecera, suma 7.081, y supone el 15,2% de los casos.

Les siguen Manabí con 4.347, Los Ríos con 2.255, Esmeraldas con 2.029, El Oro con 2.017, Santo Domingo de los Tsáchilas con 1.973, Azuay con 1.752 y Cotopaxi con 1.063.

El resto de las provincias ecuatorianas, incluyendo la circunscripción territorial de Galápagos, registran menos de un millar de casos confirmados, aunque la de Tungurahua registra hoy 998.

De acuerdo al parte diario que ofrece el Ministerio de Salud Pública, a los decesos oficiales se suman 3.059 probables.

La desescalada que rige desde principios de mes en varias provincias del país está provocando un aumento significativo de casos sobre todo en Quito.

La Defensoría del Pueblo ha advertido de que la provincia de la que es capital registra “un incremento de contagios del 62 % desde que entró en vigencia el semáforo amarillo”.

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, alertó además de que “los servicios sanitarios públicos y privados no dan abasto, no existen camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos, pues las cerca de 159 habilitadas están ocupadas”.