Construcción de Planta de Tratamiento de Aguas Residuales con 90% de avance en obra

aguaLa Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Ibarra, que se construye en las riberas del río Tahuando, al norte de la ciudad, registra un avance del 90% en obra civil  y un 25% en lo que corresponde al equipamiento.

A través de un comunicado la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra, EMAPA-I, informó que actualmente, personal que labora en la obra, empezó a montar los primeros equipos, entre ellas las parrillas de los difusores del reactor biológico; también están instaladas las compuertas de los canales de desbaste y en estos días llegan desde España motores, bombas, paneles de control y otros equipos que se instalarán en esta infraestructura.

La construcción de la obra avanza de acuerdo al cronograma y plazos que establece el contrato, que fija la puesta en marcha de la planta en agosto del próximo año.

De acuerdo con reportes de la empresa constructora, este año quedará terminado el grueso de la obra civil y en el primer trimestre de 2017, estará listo el equipamiento e inmediatamente empezarán las pruebas, con el ingreso de agua a la planta, lo que además permitirá evidenciar el funcionamiento de bombas, compuertas, reactores, digestores y el resto de  componentes.

La moderna infraestructura, se levanta en un área de 30.000 metros cuadrados de tierra, ubicados en la parte oriental de la avenida Carchi, norte de la urbe.

La planta está diseñada para tratar un caudal medio de 1.656 m3 / hora y el principal beneficio para la ciudad, es el ambiental, por cuanto se tratará las aguas servidas de la ciudad que se transportan  a través de colectores conectados a la planta.

La infraestructura está diseñada para una vida útil de entre 30 y 40 años, con un correcto mantenimiento y operación y se construye con una inversión de 28´976.420 dólares, financiados con un crédito del gobierno español, con el aval del gobierno ecuatoriano a favor del Municipio de Ibarra y la EMAPA-I.

El principal objetivo de la PTAR, es tratar las aguas residuales de la ciudad de Ibarra, con el fin de evitar la contaminación del río Tahuando y contribuir al proceso natural de depuración del mismo.

Esta planta beneficiará a una población futura de 197.809 habitantes de la ciudad de Ibarra.