Constataron los avances en el proyecto minero Cascabel

Ibarra. Autoridades nacionales y medios de comunicación de Imbabura, realizaron un recorrido en el proyecto minero Cascabel, ubicado en la parroquia de Lita, en el cantón Ibarra.

De acuerdo con las últimas estimaciones, el depósito de Alpala contiene más de 10,9 millones de toneladas de cobre y más de 23 millones de onzas de oro.

El objetivo de la visita fue conocer los avances en las perforaciones de exploración avanzada, en el depósito tipo pórfido de oro y cobre Alpala, considerado como el más grande del Ecuador y de Nivel 1.

Detalles. Los proyectos de cobre de Nivel 1 son muy raros y escasos, pero contribuyen con más de la mitad de la producción de cobre del mundo.

En Cascabel están operando 12 máquinas de perforación, dedicadas a realizar pozos de hasta 2 400 metros de profundidad que permiten delimitar el cuerpo mineralizado y confirmar los recursos en el depósito Alpala.

Los trabajos de exploración en este proyecto minero generan, actualmente, más de 400 empleos de los cuales el 98% son ecuatorianos.

Durante el recorrido, los medios de comunicación visitaron las plataformas de perforación, el campamento Alpala y conocieron cómo funcionan los sistemas de tratamiento y recirculación de agua en la operación de la empresa, que permiten reutilizar el 90% del recurso.

Declaraciones. El viceministro de Minas, Fernando Benalcázar, destacó la inversión que genera la minería.

“Hasta la fecha el proyecto Cascabel ha invertido 95 millones de dólares, de esa cifra, cerca de 51 millones corresponde a la inversión ejecutada en 2018 y se planifican 70 millones más para 2019”, mencionó. También recalcó el trabajo de relacionamiento comunitario que ha permitido estimular la economía del sector, generando empleos directos, así como emprendimientos para la provisión de suministros, preparación de alimentos, cooperativas de transporte, ferreterías, entre otros.

Por su parte, Jason Ward destacó el potencial de Cascabel para contribuir al desarrollo. “Cuando la mina de Alpala finalmente empiece su construcción, estimamos que se requerirán más de 7 000 personas. Será una mina subterránea y se desarrollará con la tecnología más avanzada para minimizar el impacto ambiental”, aseguró Ward.