Consolidación de la mujer otavaleña

paolo barraganLa sociedad machista en uno de sus componentes era el posicionamiento de los hombres asociado con el poder político. Ahora es pasado, aunque siguen pequeños rezagos, lo que está claro y es una mentira sin duda alguna, es que hay cosas que los hombres pueden hacer y las mujeres no. Son cosas intolerables que todavía se sigue escuchando, pero cada vez menos, y precisamente por eso ya formamos parte de una nueva cultura de convivencia social equitativa.

Defender la participación de la mujer en la actual política ya no sirve de nada porque el género femenino se ha posicionado en un lugar privilegiado pero a pulso propio. Antes era la lucha equivalente a reivindicar la igualdad en la perversión de un juego masculino. Quedaron atrás esas actitudes de que en las listas para elecciones, las mujeres eran para rellenar una papeleta y cumplir con una normativa que ni cumplía, pero tampoco obligaba. Demandar la igualdad era reclamar un espacio en el lodazal, en el pantanal, en el mundanal ruido del machismo confundido con poder. Aquello dio nacimiento al feminismo como una doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres. Sin duda alguna en pleno siglo XXI es el movimiento consolidado que exige para sí mismas, las mujeres iguales derechos que para los hombres. Ya se rompió hace mucho tiempo el mito de que el poder es solo para los varones!!!!. La irrupción de la mujer en la política es una realidad cualitativa pero sobre todo cuantitativa, en razón de su especial sensibilidad y percepción social, su mayor carácter a la hora de tomar grandes decisiones, si alguien cree que lo dicho es falso, seguro es un invidente. Pongan la mirada en la Asamblea Nacional, hay tres mujeres consolidadas y bien posicionadas con miras de llegar a Carondelet a corto o mediano plazo, y aquello será el hito histórico más relevante en la vida democrática ecuatoriana. Con mayor acierto el titulo de este editorial que orgullo que una nueva figura femenina oriunda del Valle del Amanecer sea la Viceprefecta de Imbabura, ese espacio logrado por elección popular no es coincidencia sino posicionamiento y consolidación a gran escala.

 

Pablo Barragán
barragan_99@yahoo.com