Consejo Electoral redujo al mínimo el recuento pedido por Pérez

El Consejo Nacional Electoral (CNE) redujo a apenas 31 las actas para el proceso de recuento de votos que había solicitado el candidato presidencial indígena Yaku Pérez, quien sospecha un supuesto “fraude electoral” en su contra y reclama su paso a la segunda vuelta del 11 de abril.

El pleno del CNE, en una sesión efectuada la noche de este viernes, resolvió acoger “parcialmente” el pedido del movimiento indígena Pachakutik, que en principio exigía el recuento de la totalidad de votos en la provincia costera de Guayas y de la mitad en otras 16 jurisdicciones.

Con el voto de cuatro de los cinco conejeros que forman el pleno del CNE (Luis Verdesoto, Enrique Pita, José Cabrera y Diana Atamaint) y una abstención (del alterno Andrés León), el órgano electoral ordenó realizar de forma inmediata el recuento en las provincias correspondientes a las 31 actas con inconsistencias.

Con ello, el candidato presidencial indígena quedaría fuera de la contienda electoral para la segunda ronda de votaciones, que se efectuará el próximo 11 de abril entre el progresista Andrés Arauz y el conservador Guillermo Lasso.

Pérez mantiene una muy estrecha desventaja de votos con Lasso por el segundo lugar y ambos habían acordado el pasado 12 de febrero ir en principio a un recuento masivo en 17 provincias del país.

El acuerdo se derrumbó un día después, cuando el político centroderechista aseguró que Pérez no había podido demostrar las inconsistencias y que el recuento que exigía podía caer en el plano de la ilegalidad.

El movimiento Pachakutik ha amenazado con emprender una movilización nacional para denunciar el supuesto fraude contra su candidato.

El CNE, tras la sesión de hoy, explicó que de las 27.767 actas con supuestas inconsistencias presentadas por Pachakutik, la mayoría no se adecuaba a las causas para el recuento establecidas en el Código de la Democracia.

Asimismo, dijo que de las 7.233 actas con supuestas inconsistencias numéricas o de firmas de responsables, 1.453 estaban repetidas y que 5.409 actas no presentaban tales errores.

De las 340 actas, del total entregado por Pérez, que presentaban “novedades” (incidencias), ya fueron recontadas en las audiencias públicas en las provincias.

Apenas “10 actas con inconsistencias numéricas” y “21 con falta de firmas” deben ser revisadas , según el órgano electoral que, en un comunicado, aseguró que ha dispuesto “realizar de forma inmediata el recuento en las provincias correspondientes”.

Horas antes de la sesión del pleno del CNE, en las afueras del organismo, la Policía había reprimido a un nutrido grupo de simpatizantes del candidato indígena que esperaban el fallo del órgano electoral.

Testigos presenciales relataron a Efe que los manifestantes, que horas antes habían participado en una marcha pacífica que partió del céntrico parque El Arbolito, trataron de derribar las vallas de seguridad y cortar la alambrada de concertina colocada para impedir el acceso la sede electoral, lo que provocó la reacción de la policía.

Poco después de acabar los disturbios, los manifestantes se concentraron en esta ocasión para emprender una serie de bailes tradicionales y encendieron en calles aledañas algunas hogueras con neumáticos, pero más para calentarse que para protestar.

También en la provincia andina de Azuay, de donde es oriundo Pérez, se ha informado de esporádicas protestas de campesinos, que han intentado poner obstáculos en las vías.