Conoce si padeces del síndrome postvacacional

Ibarra. Las deseadas vacaciones constituyen una oportunidad única de cambiar de actividad, explorar, compartir y por supuesto descansar.

Si bien parecen ser sólo emociones positivas las que emergen de esta actividad, no siempre son así.

Miles de personas regresan a sus puestos de trabajo por estos días y para la mayoría de ellos será difícil conciliar de nuevo la rutina.

Concepto moderno. La psicóloga Verónica Recalde, dice que el síndrome post-vacacional, también denominado depresión postvacacional, es un concepto que surge para dar nombre al conjunto de síntomas como la ansiedad y la depresión, que surgen cuando una persona tiene que volver a adaptarse a la rutina laboral tras estar de vacaciones y que pueden alargarse hasta los tres meses posteriores a la incorporación al trabajo.

Es más frecuente que aparezca en las mujeres que en los hombres.

“En la actualidad hay opiniones encontradas sobre la existencia o no de este síndrome.

La mayoría coincide en que es más frecuente que aparezca en empleados que tienen una visión negativa de su trabajo, no se sienten realizados y supone una obligación acudir a él”, dice la especialista.

Causas. La incorporación a la rutina del trabajo después de haber estado ausente por las vacaciones puede suponer un periodo de estrés ante los cambios de horarios, el aumento de las obligaciones y la ausencia de los periodos de tranquilidad y el cambio del estilo de vida.

En ocasiones este proceso de adaptación es muy difícil para el trabajador.