Conflicto por perros abandonados en Ibarra

mascotasTodo inició con la denuncia del veterinario Jimmy Jurado quien afirma que el Municipio de Ibarra, a través de la Clínica Veterinaria Municipal, no da soluciones al tema de los perros abandonados presentando un video y fotografías del caso de una cachorra abandonada que no quisieron recibir. Esta polémica trascendió en Facebook y Claudio Vaca, director de Fauna Urbana del GAD-I, también respondió a las acusaciones.

No funciona como refugio. Como primer punto, Jurado explica que esta es la décima vez que envían a personas con perros rescatados hacia Save, la fundación en la que él trabaja. “El Municipio es el encargado, tiene la potestad y obligación de ayudar a las personas que llevan a los perros abandonados. Cuando van con un perro lo que deberían hacer es presentar las soluciones pero no tienen un plan”, dice.

Ante esto Claudio Vaca dice que el problema está en que las personas piensan que la clínica es un refugio y no lo es. Si bien existen jaulas son para las mascotas que se encuentran en el programa temporal de adopciones. Estos animales son aquellos que el 9-1-1 ha reportado.

“La gente los quiere dejar pero les explicamos que no tenemos un refugio y cuando preguntan qué hacer les damos a conocer los nombres de todos los albergues que existen aquí”, explicó.

Normativa. Otro de los temas que preocupó a los ciudadanos es el hecho de que, al parecer, y según comentó Jurado, los animales sin hogar que llegan hasta la clínica son eutanasiados y quienes rescatan un animal y lo dejan ahí deben firmar un papel en el que se deslindan del animal y no pueden acceder a información sobre el can.

Vaca en cambio dijo que “el Municipio tiene políticas y procedimientos como en cualquier otro lugar. Si una persona viene a dejar un perro, está entregando un bien y si el Municipio lo recibe se convierte en propiedad pública. Yo no puedo divulgar lo que sucede con la propiedad pública a un privado. En ninguna parte de la normativa dice eso”, explicó.

Sobre el tema de la eutanasia dijo que “el Código Orgánico establece que las entidades municipales la tienen como última opción. No dice que esta prohibida”.

Al preguntarle si la última opción se refiere a enfermedades dijo: “lo dice en general, no en específico. Eso significa que nosotros como Municipio tenemos muchas cosas que hacer”.

Jurado pide en cambio que se entregue un documento a la persona que rescata el animal pero para que haya constancia y se pueda hacer un seguimiento de lo que ocurre con él.

Vaca, por su parte, pidió a la ciudadanía que entienda que aman y respetan la vida. “Si no sería así entonces no tendríamos clínica, no se invertiría en el nuevo proyecto”, expresó.

Explicó que la vida humana es lo más importante pues en su labor diaria también debe lidiar con otros problemas que tienen los habitantes. “¿Más importante es la vida de un animal? ¿O más importante es la vida de un niño de dos años que sufre agresión en su rostro? La vida la respetamos pero sobre todo la vida humana que es lo más importante”.