Conflicto entre ambulantes y agentes de control en Ibarra

Ibarra. Con la frase “queremos trabajar”, fue lo que un grupo de vendedores ambulantes dijo en los exteriores del municipio de Ibarra. Los comerciantes se sienten inconformes por el supuesto abuso al que son víctimas por parte de los agentes municipales.

Señalan que están molestos por el trato que soportan día con día.

Comentario. “Quiero que nos permitan continuaron con nuestro trabajo ya que la mayoría tenemos hijos, obligaciones y pagamos arriendos, muchas personas no tenemos como sustentarnos porque aquí no hay oportunidades de trabajo”, mencionó Libardo Valencia quien hablo en representación de los vendedores.

Él trabaja como ambulante desde hace más de 12 años, es de nacionalidad colombiana y dice que llego al país como refugiado. “Si el presidente de la república abrió las puertas a los refugiados, porque nos impiden trabajar”, dice.

Más de 150 personas, de nacionalidad colombiana, venezolana y ecuatoriana estuvieron presentes a las afueras del Municipio de Ibarra, esperando ser atendidos por alguna autoridad del cantón.

Ellos comercializan jugos de coco, naranja y hamburguesas.

Conflicto. Libardo Valencia menciona que su paciencia llegó al límite cuando el pasado martes agentes de tránsito decomisaron un choche de jugos a una vendedora ambulante, los comerciantes relatan que aproximadamente ocho personas eran quienes intentaban llevarse el carrito de jugos.

Antecedentes. En su parte policial, los agentes policiales mencionan que el suceso ocurrió a las 11:52 de la mañana en la Av. Eugenio Espejo y Teodoro Gómez de la Torre, frente al terminal terrestre, donde se aprehendió a una ciudadana de nacionalidad colombiana por haber mordido a una Agente de Tránsito al momento de decomisar un coche con el cual trabajaba de vendedora ambulante. Se le dio cinco días de privación de libertad.

Autoridad. Fabricio Reas-cos Director de Goberna-bilidad y Seguridad del GAD de Ibarra mencionó que los vendedores deben ajustarse a la normativa legal que tiene el cantón.

Resaltó que deben ver si se arriendan un local para comercializar sus productos ya que no quieren ser reubicados a ningún lado.

“Lo que pedimos es que se dejen ubicar donde la autoridad competente, en este caso el Comisario Municipal pueda hacerlo”, dijo. Además, fue enfático en mencionar que realizará un proceso legal en contra de un comerciante que estuvo amenazando a los agentes municipales.

“Lo primero que voy a hacer es poner en conocimiento de la ley y las autoridades competentes, en este caso fiscalía las amenazas de muerte hizo de forma verbal un vendedor hacia varios agentes de control municipal”, dijo.

Reubicación. Hace aproximadamente un mes, los comerciantes informales fueron reubicados en el parqueadero del mercado La Playa.