Conductor sentenciado a tres años

Ángel L. fue sentenciado a tres años de pena privativa de libertad por causar el accidente de tránsito en el que falleció la triatleta azuaya Cristina Fárez.    
La audiencia de juzgamiento se desarrolló el 29 y 30 de octubre. En esta diligencia el juez de la Unidad Judicial Penal de Cuenca, Fernando Moreno, dispuso el pago de 10 salarios básicos como multa y mencionó que en la sentencia emitida por escrito informará sobre la reparación integral.
El 24 de mayo de 2015 la triatleta realizaba sus entrenamientos por la vía a Jadán, sector Minas, de la parroquia de Nulti, norte de Cuenca. Mientras descendía por la calzada, a bordo de su bicicleta, fue impactada por una camioneta, color blanca, de cajón de madera.
En su intervención, el fiscal Rodrigo Dávila informó que Ángel L. conducía la camioneta que era de propiedad de su padre. Al llegar a una curva el sentenciado circulaba en sentido contrario a la triatleta, invadió el eje de la calzada a impactó a la bicicleta. Como consecuencia del impacto Cristina Fárez, de 20 años, fue proyectada hasta la vereda, situada a aproximadamente 10 metros y cayó fuera de la calzada. Según las investigaciones, posterior a los hechos, el sentenciado huyó del lugar sin prestar ayuda a la víctima. Su fallecimiento fue instantáneo por un trauma cráneo encefálico.
Durante la audiencia, el fiscal Dávila presentó a nueve testigos. Un compañero deportista de la víctima, que viajaba junto a ella, relató las circunstancias del accidente e identificó a la camioneta.
Otro de los testigos fue un agente de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito (OIAT). En su testimonio dijo que en las investigaciones se determinó que hubo invasión de carril, por las huellas y residuos de los vehículos.
Además, con el cotejamiento de evidencias se comprobó que los vestigios del espejo retrovisor encontrados en el lugar pertenecen a la camioneta que era conducida por Ángel L. BM