El concurso de historietas sobre Imbabura ya tiene a sus ganadores

Las historietas que cuentan las leyendas de La caja ronca, La Chificha y de la Mama Cotacachi, resultaron ganadoras del concurso de historietas leyendas de Imbabura, organizado por el Tambo de Lectura Ibarra, del Plan Nacional del Libro y la Lectura José de la Cuadra.

Alexandra Roldán, mediadora de lectura del Tambo informó que el concurso buscó fortalecer la memoria oral de nuestros pueblos y provocar un encuentro de niños y jóvenes con nuestras leyendas, que han pasado de generación en generación de manera oral. Se recibieron trabajos de distintos rincones de Imbabura y uno hasta de la provincia de Sucumbíos.

Daniel Añazco, estudiante de la Universidad Técnica del Norte, obtuvo el primer lugar con la historieta de La caja ronca, leyenda que se desarrolla en Ibarra.

Es oriundo de Nueva Loja y desde pequeño le gustó dibujar, al igual que la animación y el stop motion. Cuenta que para crear la historieta ganadora, leyó las diferentes versiones de la leyenda, realizó algunos bocetos y las distribuyó como “pegatinas”, y finalmente decidió narrar la leyenda en rima para que la lectura sea más agradable.

Zharick Herrera también es un estudiante, pero de la Unidad Educativa Daniel Reyes, obtuvo el segundo lugar.

A ella le gusta las historias de terror, por eso para este concurso eligió la leyenda de la Chificha, admira a Junji Itō (artista de manga del género horror) y también sueña con hacer mangas y asimismo historias de terror.

Para Johana Ipiales, creadora de la historieta con la Leyenda de la Mama Cotacachi, que se ubicó en tercer lugar, dibujar es sinónimo de felicidad, lo hace desde que era niña y actualmente estudia Artes en la Universidad Técnica del Norte.

El jurado calificador para este concurso estuvo conformado por reconocidos personajes de la provincia como Enrique Vallejos, ‘Quique’, catedrático universitario y caricaturista de Diario El Norte; Idalia Arciniega, escritora y bibliotecóloga; Priscila Vallejos-Alejandra Tarupí, artista plástica y Sebastián Concha, coordinador de los Tambos de Lectura del Ecuador.