Concejo municipal debe elegir a una mujer para Vicealcalde

Otavalo. Con una sala llena de funcionarios municipales se llevó a cabo la audiencia por la paridad, en el Complejo Judicial.

Ayer en horas de la tarde, la jueza resolvió que el Concejo municipal realice una nueva elección para nominar a una mujer a la vicealcaldía de Otavalo. Con ello, Marco Flores deberá dejar esa dignidad.

Sin embargo, cinco horas antes de la audiencia, el alcalde Mario Conejo manifestó que la municipalidad no está actuando en contra de las mujeres, “eso no es así. La ciudadanía otavaleña fue testigo de cómo hemos procedido en el momento que asumimos la administración”.

Explicó que en la sesión inaugural se propuso los nombres para la vicealcaldía y Marco Flores fue elegido con seis votos a favor.

“Aquí no ha existido ninguna violación del derecho de nadie, hay derecho a participar, todos, hombres y mujeres”.

Asimismo el Alcalde aseguró que siempre han tenido una visión de inclusión, respeto y la decisión de incluir a todos los otavaleños para construir un futuro.

Además, indicó que el Concejo representa de la mejor manera a la diversidad otavaleña.

Expresión. La concejala Marycruz Navarro señaló que “las personas que me conocen y me dieron el voto de confianza para ocupar ahora este espacio, saben que yo no tenía experiencia, pero lo que sí tengo es voluntad. No vine a acatar un poder político, más bien vine a trabajar. En este caso no me han preguntado a mí que si yo me siento afectada por este proceso democrático que se vivió en la sesión inaugural”, dijo la concejala, quien además agregó que “necesitamos la representación del sector kichwa y mestizo, lo vemos ahora representado en el señor alcalde y vicealcade. Mencionó también que se está vulnerando el derecho a elegir y ser elegidos.

Posición. La concejala Lourdes Alta Lima indicó que “a nosotros no nos han regalado nada, el espacio que tenemos es por el trabajo y nuestra lucha permanente nos ha permitido llegar a cualquier posición”, dijo.

El vicealcalde Marco Flores precisó que hay “un deseo absurdo, desmedido de ciertas personas por conseguir puestos de dirección que no pueden conseguir por la línea democrática”. Añadió que “atropellan algunos derechos olvidándose que también el resto los tiene. En la audiencia no se aclaró qué derechos se vulneran”.