Concejala Lourdes Alta Lima asegura que su trabajo es para la gente

Lourdes Alta Lima, concejala de Otavalo que fue reelegida para representar al sector rural del cantón por el movimiento Únete, defiende su trabajo realizado en coordinación con otras instituciones públicas sin tomar en cuenta las diferencias políticas de cada partido.

¿Qué acciones ha estado realizando durante su trabajo como concejala?
“Hemos estado dando continuidad al trabajo que iniciamos en el 2017. Se han hecho gestiones con el Ministerio de Electricidad en la búsqueda de recursos para que nuestras comunidades, tanto urbanas y periféricas estén dotadas de servicios básicos. Si bien es cierto que en la Constitución consta que son derechos de cada uno de nosotros, hemos tenido que hacer todas las gestiones que están a nuestro alcance para que las 68 comunidades, con las que empezamos con este proyecto, hoy tengamos una inversión de 8 millones de dólares”.

¿En dónde se ha intervenido con este proyecto?
“La mayoría de las redes, cuando iniciamos estas gestiones tenían un voltaje de 110 y ahora están con un servicio de 120 voltios mejorando el servicio. En González Suárez se ha invertido cerca de 2 millones de dólares. En San Rafael ya se ha concretado una inversión de 1’500.000 dólares con Emelnorte. En Eugenio Espejo tenemos una inversión lista que se ejecutará este año por un monto cercano al medio millón de dólares que se suman a los 200 mil dólares ejecutados el año anterior. En San Pablo también se invirtieron recursos aproximados a 700 mil dólares ejecutados desde el 2018. Es un trabajo que se ha desplegado en las nueve parroquias rurales”.

¿En este proyecto está tomada la cabecera cantonal?
Gracias a la apertura de la gerencia de la empresa eléctrica y en coordinación con la Gobernación de Imbabura, ahora con María Gabriela Jaramillo, hemos tratado temas puntuales y se han conseguido 500 lámparas para poder intervenir en los barrios de la zona urbana del cantón Otavalo.

¿Por qué una concejala hace este tipo de gestiones?
Por la necesidad de la gente. Soy concejal rural y mujer Kichwa, si la vida nos ha permitido, a través de la confianza del voto popular llegar a algún espacio, pienso que no es para estar sentados tras de un escritorio, sino más bien, para trabajar en territorio”.

¿Hace falta coordinación entre las autoridades municipales y provinciales?
“No creo que faltaría coordinación sino un tema de voluntad, porque la autoridad que tiene la voluntad de trabajar, va y golpea las puertas y no está esperando que le busquen.
Si es en beneficio de la gente, los partidos políticos sirven para le época electoral y cuando nos toca trabajar la gente no ve si uno representa a un color, la población nos ve como un enteque podemos hacer una mediación de trabajo y eso lo hemos venido realizando desde el 2017, no es nuevo trabajar con las autoridades provinciales. Estaremos hablando con las autoridades de turno que nos competa trabajar”.

¿Conocemos que usted gestionó y apoyó en años anteriores al transporte mixto?
“A las autoridades nos visitan un sinnúmero de personas con diversas necesidades. Lo que se hizo en esa época con el transporte mixto fue gestionar con Gobernación de Imbabura y la Agencia Nacional de Tránsito.

Los acercamientos, nosotros los podemos hacer, sin que eso se llame un tráfico de influencias, sino más bien una gestión para que la comunidad llegue hacia la autoridad. Eso es lo que se ha hecho y, si de ahí, hay autoridades o personas mal intencionadas, que de todo generan problema, es un tema puntual de cada una de ellas. La gente puede certificar el trabajo en territorio que hemos hecho todo este tiempo de gestión”.