Concejala de Ibarra observa a los ediles

La información generada por diario EL NORTE, respecto de dos proyectos “inconvenientes” para ser construidos en Yahuarcocha por su alta vulnerabilidad, obligó a una reacción de tres concejalas: Mirian Ayala, Lucía Posso y Tania Chamorro.

La primera preocupación fue de Mirian Ayala que solicitó un informe al Gobierno Provincial de Imbabura respecto de la negativa de conceder el permiso ambiental para el denominado Centro de eviscerado de pescado; la segunda fue Tania Chamorro, quien solicitó que se detenga de manera urgente la construcción de los dos proyectos y la tercera fue Lucía Posso, que igualmente considera que se inicie el proceso de terminación de los contratos. “Esto es un logro para el cuidado ambiental de la ciudad, es un respiro para nuestra laguna y su urgente remediación!”, señaló Posso.

“La concejala Tania Chamorro, fue más allá de solo solicitar se de de baja a los dos proyectos que son considerados “irresponsables”, sino que además observó la actitud de sus colegas ediles que para la ciudadanía están tranquilos en su zona de confort, sin que su aporte sea evidenciado en favor de la ciudad y el cantón.

“Seguiré legislando y fiscalizando, con responsabilidad sin deber favor a nada ni a nadie. Señores concejales fuimos elegidos para precautelar los intereses del cantón, no para aplaudir ni aprobar el despilfarro”, fue uno de sus comentarios públicos, lo cual genera más preocupación ciudadana frente al “trabajo” que ciertos concejales están cumpliendo luego de ser electos por el voto popular.

“Se inicia el proceso de terminación del contrato de eviscerado de pescado de Yahuarcocha”, señaló la concejala Chamorro, al manifestar su descuerdo con el denominado “Centro de eviscerado de pescado Yahuarcocha” y con el “Proyecto de construcción y regeneración paisajística del borde lacustre de la laguna de Yahuarcocha-Primera etapa”. El primero con un costo de más de USD 370 mil (incluso se entregó por parte del GAD Ibarra un anticipo de cerca de USD 100 mil) y el segundo con un monto que superaría el UN MILLÓN de dólares.

“Nuestra exigencia de dar por terminados los contratos de eviscerado de pescado e intervención de Yahuarcocha (con una justificación de paisajismo), por ser ilegales y altamente contaminantes para nuestra Laguna, ha sido ejecutada”, señaló la concejala Tania Chamorro.