Con la soga al cuello

nelson villacisCierto día llegó un buscador hasta donde un místico y le dijo:
“Maestro, he masticado todo tipo de filosofías y he bebido topo tipo de experiencias espirituales, pero sin embargo, me siento extraviado, me siento perdido ¿Qué dirección debo tomar?”.

Mostrándole con su mano el cuarto de baño, el maestro respondió: 
“Toma la dirección que te lleve al inodoro y al urinario, pues hay mucho por evacuar y por drenar. Retener demasiada bebida y alimento, no permite la digestión de tu ser, ni de tu cuerpo. Nadie puede cargar con tanta agua putrefacta…”.
No se trata de engullir hasta la gula, ni de beber hasta el cansancio. Si sientes hambre come. Si sientes sed bebe; pero no lo hagas mecánicamente.
Toma conciencia de cuánto comas y cuánto bebas.
Solo te puedes perder cuando te enfrascas, cuando decides meterte en las cuatro paredes de una filosofía, un dogma o una creencia.  
Si la vida es suelta ¿Por qué buscas atarla?  Nadie nació con cuerdas, pero hay seres tan necios que les encanta vivir con la soga al cuello.
Vive, no elijas.  Aprende, no señales.
No hay bueno, ni malo, solo un camino para aprender aquello que te permita ser.
Lo que para ti es bueno, a lo mejor para otro no lo es y viceversa.  Abandona la soga y olvídate de tus propios fracasos.

 Nelson Villacís

nelsonvillacis@hotmail.com