Comunidades de Urcuquí serían afectados si proyecto Yachay se desmorona

Urcuquí. “Valora lo que tienes, lucha por lo que quieres, Yachay se defiende”, con frases como estas mostrando el apoyo a la denominada ‘Ciudad del Conocimiento’, los comuneros urcuquireños salieron a las calles para defender el proyecto que fue inaugurado en 2014.

La preocupación ya no es solo de los docentes, administradores y estudiantes de la universidad Yachay Tech, ahora la intranquilidad invade a los comuneros del cantón, que temen que este proyecto termine.

Fernando Quimbiamba, presidente de la comunidad Armas Tola, contó que hace cinco años cuando inició el proyecto benefició directamente a las comunidades.

“La preocupación nuestra es que Yachay está quedado, hace un año que no se ha puesto ni una sola piedra, la población estudiantil aumenta pero la universidad no crece en infraestructura”.

Para el comunero, Yachay es el factor más importante para el desarrollo del cantón.

“Como comuneros hemos tenido acercamiento con los mismo estudiantes, la preocupación de ellos también es que la universidad no crece. Hoy en Yachay tenemos una escuela del Milenium, universidad, un instituto tecnológico, un CIBV y en los próximos meses un centro de salud tipo B”.

Según Quimbiamba, anteriormente en Urcuquí solo existían dos restaurantes, ahora hay 30, “todo el cantón ha mejorado y eso es un gran avance, nosotros no queremos que esto se estanque”, añadió.

Proceso. La idea de este proyecto ha sido que se convierta en una ciudad donde se preparen los futuros profesionales del país, sin embargo, los problemas son evidentes, definitivamente no ha existido un crecimiento en infraestructura.

Aún falta la dotación de servicios básicos, existen vías de tercer orden con polvo y a veces llenas de lodo.

En los últimos años se han presentado problemas porque los proveedores que construyeron algunas obras como las residencias de estudiantes y el centro de salud, no reciben sus pago.

“Nos hemos beneficiado desde que empezó el proyecto, antes teníamos un atraso en los hacendados, hoy en día tenemos hasta Seguro, pero se ha bajado el movimiento por la falta de recursos para continuar las obras, eso necesitamos que siga adelante”, contó Luis Maldonado, miembro del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Pública Yachay.

Luis y sus compañeros realizan mantenimiento en las casas de hacienda, edificios, etc. Contó que hace unos años el sindicato lo conformaban más de 1 000 personas, ahora solo son 100.

Kiwar Salazar, secretario del Sindicato, explicó que los comuneros firmaron un convenio con el Gobierno anterior, “el objetivo fue que la mano de obra se entregue a las comunidades que iban a ser afectadas, ya que donde es ahora Yachay antes era una zona agrícola. La preocupación también es porque según Kiwar algunos ministros quieren terminar con el proyecto. Sin embargo, han enviado 3 cartas al presidente para mantener un diálogo pero no han tenido respuestas.