Comunidades en Carchi recibieron alimentos en medio de estrictas medidas de control

Bajo un estricto control se realizó la entrega de víveres a los habitantes de la comunidad Awá de San Marcos, Gualpi Bajo y Guaré, en la provincia de Carchi. La ayuda llegan en medio de un aislamiento total de la población indígena.

Luisa García Taicus, moradora de la comunidad de El Guaré, de la parroquia El Chical, cuenta que la crisis sanitaria les ha afectado bastante a las poblaciones Awá, ya que no pueden acceder a los mercados de Chical y Maldonado para abastecerse de alimentos y que por lo tanto las familias están pasando mal. “Los que tienen un poco se alimentan de pescado y maíz, mientras que los que no tenemos solo comemos chiro (plátano verde) y ají”.
Esta es la realidad por la que están atravesando las familias del noroccidente, especialmente de las zonas Awá que por sus condiciones vulnerables están muy alejadas de los centros urbanos y no han tenido el desarrollo como otras comunidades de la provincia.

Algunos pobladores se han organizado para hacer frente a esta crisis, es así como María Muepás junto a otras personas integrantes de la Asociación Pindical, decidieron procesar panela para comercializarla a varias instituciones que les hacen pedidos para incluir este dulce natural en las raciones alimenticias. “Estamos haciendo la panela bajo pedido y la vendemos, con esto por lo menos solventamos un poco esta crisis” dijo.
Ramiro Narváez, delegado de la Prefectura del Carchi, indicó también que se entregaron ciento veinte raciones a los presidentes de las parroquias de Chical y Maldonado para que prioricen la donación a las familias necesitadas de estas jurisdicciones.

Carlos Pascal, presidente de la comunidad de San Marcos, dijo que estos productos permitirán solventar por lo menos la alimentación de 5 miembros de la familia por una semana, espera que estos aportes de la Prefectura continúen mientras dure la crisis sanitaria.