Comuneros se oponen a la construcción de un nuevo cementerio en Otavalo

OTAVALO.- Los habitantes de la Unión de Comunidades de Azama junto con los pobladores de la comunidad Quitugo, del cantón Cotacachi, cerraron la vía que conduce a la parroquia Quiroga como una forma de protestar en contra del proyecto de construcción del cementerio municipal de Otavalo.

Los reclamos
Los comuneros aseguran que desde la municipalidad no han sido comunicados y tampoco se ha socializado este proyecto. “Sin diálogo alguno y ningún tipo de socialización quieren hacer este proyecto dentro de la zona que corresponde a la jurisdicción comunitaria”, dijo Edison Andrango, presidente de la Unión de Comunidades Indígenas y Pluriculturales de Azama.

El nuevo cementerio.
El terreno en donde se tiene previsto construir el cementerio es de propiedad municipal pero se encuentra en el sector conocido como Huacsarapas que está dentro de la jurisdicción comunitaria de Azama.

El director de seguridad de la municipalidad, Marcelo Burbano, vía telefónica aseguró que la institución tiene todos los permisos correspondientes para la construcción del cementerio y calificó la protesta como ‘una manipulación política’ de algunos habitantes del sector.

“Sí se socializó pero no quieren entender porque lo volvieron un tema político. Se dio a conocer a los dirigentes los planos, documentos y todos los datos e incluso les comunicamos que desde el próximo martes vamos a socializar con grupos reducidos de personas porque en Azama hay casos positivos de Covid-19”, explicó Burbano.

Hablan de fosa común
Los comuneros aseguraron que en este espacio ya se sepultaron a dos personas en estos días. Otros explicaron que están sepultadas personas que fallecieron por Covid-19, pero estas afirmaciones fueron desmentidas por Burbano quien explicó que en el lugar fue sepultado un extranjero que fue atropellado en el sector de Cajas y cuyos documentos legales y de fiscalía reposan en la municipalidad.