Comunas afrodescendientes

Es increíble que sitios tan hermosos y atractivos por su naturaleza estén olvidados en las provincias norteñas de Imbabura, perjudicando a cientos de afrodescendientes que viven en esos lugares, quienes se quejan de un supuesto racismo y muchas veces abandono y poca importancia del gobierno. Muchos de estos ciudadanos ecuatorianos solicitan de las autoridades más atención a sus requerimientos, y muchas veces ya se han suscitado graves hechos con la Policía. Muchos ciudadanos afrodescendientes se han reunido para presentar sus solicitudes a los gobiernos locales y centrales con sus justos pedidos y demostrar la realidad en la que viven. Como por ejemplo la comunidad de Tapiapamba, situada en el cantón Urcuquí, a pesar de haber cumplido 200 años de su creación, el agua potable recién se instaló recién el año anterior.

La mayoría de sus habitantes son agricultores, pero no tienen tierras para el cultivo, sino trabajan como jornaleros pero para otros. Muchos de los habitantes de esta zona se quejan que anteriormente trabajaban en haciendas del sector, pero que estas fueron expropiadas en el 2012 para la construcción de la Ciudad del Conocimiento Yachay, quitándoles la oportunidad de cultivar la tierra. En la Sierra Norte mucha gente está abandonando la zona por la falta de tierras y sobre todo la falta de recursos, y esta verdad se evidencia en las 38 comunidades afrodescendientes de Imbabura y el Carchi, quienes adolecen de servicios básicos y falta de empleo.