Compañía y Camuendo no saben de qué parroquia son

p7f1OTAVALO. Dirigentes de las comunidades de la Compañía y Camuendo se reunieron ayer con varios moradores del sector y socializaron temas de vialidad, alcantarillado, reconstrucción, sectorización y seguridad.

Problemas. Uno de los inconvenientes que enfrentan los comuneros de la Compañía y de Camuendo es el desconocimiento de la parroquia a la cual pertenecen.

“Cuando pedimos obras en el Municipio nos dicen que vayamos al Consejo Provincial. Ahí en cambio nos dicen que tenemos que hablar con el alcalde”, manifestó Manuel Morales, morador de la Companía.

Este problema genera el retraso de las obras que deben realizarse en el sector. Es el caso de la vía de acceso a Espejo que cuenta con baches enormes. Con las lluvias estos se llenan de lodo y dificultan el paso de los vehículos.

También las calles que conectan al puente que limita entre la Companía y Pucará necesitan mantenimiento.

Soluciones. “Por eso nosotros queremos saber a qué autoridad nos podemos dirigir para desarrollar las obras que necesitan las comunidades”, manifestó Morales.

También informó que el martes de la semana anterior mantuvieron una reunión con Gabriela Rivadeneira, gobernadora de Imbabura, autoridad que atendió sus pedidos e inquietudes.

“Es importante el arreglo de las vías porque la carretera es principal y además de los moradores de los sectores, varios turistas vienen de visita y se encuentran con las calles dañadas”, añadió Morales.

Declaraciones. Rafael Maldonado, representante de la Fundación Educativa Indígena Monseñor Leonidas Proaño, expresa que los conflictos delincuenciales también preocupan a la Compañía y a Camuendo.

Cuenta que hace varios días, delincuentes se robaron ganado y agredieron físicamente a una vecina de 58 años.

“Nosotros queremos conformar un comité para mejorar la seguridad de las comunidades”, dijo Maldonado.

Alejandro Flores, gestor de seguridad ciudadana, informó que las autoridades locales trabajan para delimitar qué zona es urbana y cuál es rural.

Una vez terminado el proceso, las comunidades de la Compañía y Camuendo conocerán a qué parroquia

pertenecen. Y sabrán a qué autoridad dirigirse para la realización de obras.