Cómo mantener y cuidar las alfombras

altCon el tiempo las alfombras comienzan a deslucirse, para evitar que esto ocurra prematuramente hay hacer una buena elección en el momento de la compra y tener un buen plan de limpieza y mantenimiento a partir de la colocación.

Menos evidencia. Lo que ocurre con mayor frecuencia es que la acumulación de suciedad en el pelo provoque la decoloración y la pérdida del brillo de su alfombra, además de separar y aplastar el hilado. Una buena elección de los colores, según el tránsito del lugar ayuda a que estos síntomas sean menos evidentes, pero no inexistentes. La utilización de felpudos en las entradas y ascensores, y los protectores bajo las sillas de escritorio, alargan la vida útil de su alfombra.


Limpieza doméstica. Extraer diariamente la acumulación de tierra, arena y polvo, con la aspiradora. En el caso de producirse alguna mancha, debe limpiarse en el mismo momento de producida. Existen productos indicados para la limpieza de manchas, en todos los casos se deben seguir atentamente las indicaciones detalladas en el envase. Los detergentes deben ser neutros o levemente ácidos, pero jamás alcalinos.


Zonas de alto tránsito. En estas zonas hay que realizar una limpieza diaria con una aspiradora y una limpieza profunda una vez a la semana como mínimo. Para obtener un buen resultado, lo ideal es realizar pasadas lentas, con una aspiradora de cepillo giratorio y alto poder de absorsión. Mientras que para las zonas de tránsito moderado o bajo realizar entre una y tres aspiraciones semanales, en forma lenta y profunda.

Otras sugerencias. Las alfombras de pelo largo no son recomendables cuando habitan en la casa animales domésticos, como perros y gatos, debido a que botan grandes cantidades de pelo.  Las alfombras de pelo largo ofrecen mayor resistencia para ser lavadas que las de pelo corto. éstas últimas facilitan la limpieza ya que mantienen en suspensión la basura.  
Se sugiere circular por los pisos afombrados con pantuflas o descalzo, para evitar rasgaduras o manchas producidas por los zapatos. Si el lugar a alfombrar es de alta circulación, es necesario comprar alfombras de  alto tránsito, que tienen  un tejido mucho más fuerte, resistente y lavable.
Se recomienda  realizar un lavado profesional una vez al año, sobre todo para alargar la vida útil del alfombrado.