Cómo decir adiós a las várices definitivamente

guiaIBARRA. La mala circulación es una característica que muchas personas tienen por herencia genética, pero en cambio otras la acaban desarrollando a lo largo de los años a causa de los malos hábitos de vida que siguen.

De este trastorno se pueden derivar infinidad de enfermedades, pero existe uno que mucha gente padece, las varices. Si eres de las personas que las tiene, aquí encontrarás algunos consejos.

 

Ejercicio. Caminar al menos media hora diaria nos ayudará a estimular la circulación sanguínea de las piernas y evitar el estancamiento. Pero el exceso de actividad física puede ser igual de perjudicial que el reposo, por esto es importante que personas que tienen trabajos en los que permanecen de pie muchas horas descansen, pues esta sobrecarga es también causa de varices.

Descanso. El descanso de las piernas tanto para los que trabajan de pie como para los que no debe ser con las piernas en alto, es decir, tenemos que aliviar dentro de lo posible la sobrecarga de esta parte del cuerpo, y por ello cuando estemos sentados las elevaremos.

Otra forma importante para relajar las piernas es mediante baños de agua fría encaminados a estimular la circulación sanguínea. Otro punto a tener en cuenta es la elevación de las piernas a la hora de dormir, si las mantenemos en alto conseguiremos que circule menos sangre y que por lo tanto no se quede estancada.

En el caso de sufrir varices, es importante que evitemos el calor prolongado en las piernas, por lo que no es nada recomendable el suelo radiante que hay en algunas casas.