Como agua entre los dedos

p25f1IBARRA. Como agua entre los dedos así se fueron los tres puntos que dejó escapar el conjunto Valle del Chota  ayer en la cancha del estadio Olímpico Ciudad de Ibarra  ante el club Espoli. Tres tantos a cuatro fue el resultado final de compromiso a favor del cuadro policial.
Al término del cotejo tantos jugadores como cuerpo técnico del equipo verde-blanco lucieron con el ánimo desplomado y no dieron declaraciones a la prensa, era comprensible.

Detalles del cotejo.  El partido inició con buen ritmo, Espoli fue el cuadro que  durante los primeros minutos de juego se adueñó del esférico e inquietó el arco defendido por Francisco Delgado. Un partido aparte era el del debut de Armando Paredes, quien lograba levantar a los aficionados de sus asientos con  cada jugada que realizaba.


En un partido  donde el invitado menos deseado era la fuerte lluvia, la que provocó que en ocasiones no se practique un buen fútbol  debido a lo resbalosos que se tornaron  la cancha y el balón. El primer tanto para el Valle del Chota llegó a través de Juan Guerrón (minuto 19). Luego,    Carlos Lara, marcó la segunda (minuto 23), Jonathan Cobo descontó para  Espoli (minuto 27) y tres minutos después Rubén Delgado concretó la tercera para el cuadro del “Tín”.
Lo que parecía ser el principio de una goleada, en el segundo tiempo los papeles cambiaron cuando el estratega ecuatoriano Carlos Calderón mandó a la cancha a César Espínola, quien fue la solución para el equipo policial tras marcar tres goles y lograr que su plantel ganase a domicilio.  
Cuando los 90 minutos de juego terminaron  la mirada y la atención se centraron en la posible salida del estratega del club choteño Marcelo Gigoski, pero él estuvo presente en  la rueda de prensa y asumió la culpa. Dirigentes del equipo se acogieron al silencio y tampoco hablaron sobre ese tema.