Comida para todos los gustos

otavalo. Aparte de la singular fanesca, comida tradicional en estas fechas, el caldo de 31 también es una receta apetecible en el Valle del Amanecer, y se ha convertido en una tradición al igual que la famosa fanesca.
Ya son varios años, en que personas de diferentes sectores ofrecen este rico plato durante el viernes y sábado de Semana Santa.

sectores. Martina Tixicuro, de la comunidad de Punyaro, sale cada año a los puestos cercanos al mercado Copacabana y vende el ahora tradicional caldo de 31. “Invito a todos los ciuda-danos a probar esta sabrosa receta”, manifestó.
Los puestos permanecerán abiertos hasta el medio día de hoy.

trabajo. Los permisos de venta fueron otorgados en la Comisaría Municipal, con un costo total de 30 dólares por puesto. Elementos de la Policía Municipal pasaron por el lugar y revisaron que todos los comerciantes cuenten con el permiso respectivo de funcionamiento.
Por lo general, las personas que participan en la procesión de la noche, se sirven un caldo de 31 al final.