Los comerciantes solicitan la Plaza de Ponchos para trabajar

La Feria de Emprendedores Tuta Kawsay ha venido realizando su actividad comercial en las noches en la Plaza de Ponchos por mucho tiempo, con la pandemia su actividad y situación económica se ha visto afectada.

Las actividades y conflictos que se han visto en el aspecto comercial en Otavalo y a lo largo del último semestre del 2020 e inicios de enero se han resumido en dos variables: la necesidad de trabajar y la búsqueda de una ciudad ordenada.

En la Plaza de Ponchos
En un video en redes sociales en donde agentes de control se encuentran dialogando con los comerciantes se presenta una denuncia social, la misma que establece que no les permiten laborar en este sitio como lo han venido haciendo desde hace tiempo.

Comerciantes indignados y disgustados ante la interrupción para el levantamiento de sus puestos de comercio, realizan constantes quejas dirigidas a la Dirección de Desarrollo Económico Local y hacia su director, ya que, mencionan no se ha dado oídos a un proyecto presentado para la realización de esta feria.

Los comerciantes
Mencionan que se encuentran gestionando este proyecto y ya ha sido presentado a la Dirección, de igual forma, presentan quejas ya que exclaman que sólo a los comerciantes se les impide trabajar y que a extranjeros en la calle y en la misma plaza, se les permite realizar cualquier actividad.

La asociación Tutay Kawsay está conformada por 31 comerciantes, los cuales mencionan que han presentado un proyecto con planos y que solicitan el lugar por tres horas, al momento, periodo en el cual se fijan en el parqueadero de la plaza de ponchos.

En el vídeo, colgado en la página de Facebook de esta organización, se evidencia que comerciantes se encuentran con su mercadería y agentes de control explican su proceder por la falta de permisos y autorización para usar el sitio como centro de expendio.

Desde la Dirección
Marcelo Lema, director de Desarrollo Económico, menciona que los comerciantes que han estado saliendo en la noche a la Plaza de Ponchos nunca han contado con un permiso, sin embargo, comprenden la situación e iniciativas que tienen los comerciantes para poder recuperarse económicamente y es por eso que se ha permitido que expendan en este sitio.

Menciona que estas iniciativas tienen que estar enmarcadas a un ordenamiento de la ciudad, y en función al incremento de contagios y para precautelar la salud de toda la ciudadanía, estos procesos de ordenamiento se han visto más necesarios.

Se encuentran en diálogos y menciona que los comerciantes se empecinan en quedarse en esa zona, a pesar de que como municipio se ha planteado otras alternativas para que desarrollen su actividad comercial.

El Pasaje Saona
Es la opción más factible que presenta la Dirección para la reubicación de esta feria, debido a que este sitio ha sido desatendido, por lo cual se encuentra mucha problemática, ya que en las noches este se convierte en un foco de contagio, urinarios y una zona muy oscura.

El director menciona que se ha planteado esta idea a moradores del Pasaje Saona y que los vecinos están gustosos de recibir esas actividades ya que ayudará y potenciará la arquitectura urbana y la economía de la zona, y también será una manera efectiva y productiva para solucionar la problemática que se presentan en ese pasaje.