Comerciantes de la Plaza de Ponchos exigen ser parte de mesas de trabajo

Un buen número de comerciantes y artesanos que laboraban diariamente en el mercado Centenario (Plaza de Ponchos) de Otavalo asistió a una asamblea convocada por la Asociación Interprofesional de Maestros y Operarios de la Plaza de Ponchos para definir acciones en torno al cambio de semáforo de emergencia del cantón y la reactivación del mercado artesanal.

En la asamblea
“Hemos reunido a la gente para informar que se ha presentado el oficio al alcalde del cantón en donde se dan a conocer 9 propuestas para poder trabajar en la Plaza de Ponchos. La propuesta municipal fue rechazada totalmente por quienes trabajamos en la Plaza de Ponchos diariamente”, dijo Alberto Vega, presidente de la Asociación.

Según el dirigente, en la propuesta del municipio se pedía que la comercialización de productos artesanales se realice utilizando 90 ‘callambas’ con dos vendedores en cada una.
“Esto se rechazó porque no hubo socialización con los artesanos”, aseguró el dirigente.

Propuesta.
Vega aseguró que los comerciantes están dispuestos a tener gel desinfectante y usar mascarilla durante su jornada laboral. Explicó además que se buscarán opciones para que se respete el distanciamiento social, especialmente en los puestos que están en el piso.

“En la Plaza de Ponchos tenemos más de mil artesanos, pero de lunes a viernes trabajan cerca de 500 personas”, dijo Vega.

Otra organización
A pesar de que no se permitió la intervención del representante de la Unión de Artesanos Indígenas del Mercado Centenario, Unaimco, Humberto Lema, ni de ninguna otra organización ni representantes de los frentistas de la Plaza de Ponchos, Lema aseguró que desde esta organización se ha presentado una propuesta para controlar el ingreso y salida de personas en las cuatro esquinas de la Plaza colocando puertas de acceso. “De esta manera se controlará el aforo. Con esto no se perjudica a ningún artesano. Estamos esperando el momento adecuado para socializar esto”, dijo Lema