Comerciantes informales de Ibarra ya tienen sus propios puestos

Con el objetivo de erradicar la venta informal, 41 comerciantes recibieron sus puestos de trabajo ubicados en los exteriores del Camal Municipal.

La entrega oficial la hizo la alcaldesa Andrea Scacco, que en sus redes sociales informó que en su mayoría se benefician madres cabeza de hogar quienes recibieron “el mejor regalo: las llaves de sus puestos de trabajo. Lo hicimos trabajando en equipo, así logramos cumplir el sueño de aquellas valerosas mujeres de tener un espacio digno que les permita llevar cada día con esfuerzo y dedicación el sustento a sus hogares”.

Y mientras se preparaban para la inauguración de los puestos y esperaban a la alcaldesa, Rosa Maldonado, representante de la Asociación 8 de Marzo, contó que desde hace 25 años vienen trabajando como ambulantes, por lo que está agradecida con las autoridades.

“Por muchos años nosotros hemos trabajado en el sol, en la lluvia y nadie nos había tomado en cuenta”, dijo mientras sus ojos se llenaban de lágrimas.

A pesar de que recibieron sus puestos de trabajo, los comerciantes también deben cancelar un dinero como arriendo, “queremos conversar con la señorita alcaldesa para que nos ayude y que no nos cobre mucho porque somos madres pobres y no nos alcanza para pagar tanto”, señaló Rosa.

Aquí, justamente en las paradas interprovinciales de la zona norte y sur, los comerciantes ofrecen comida rápida, frutas, bebidas, etc, donde también cumplen con las medidas de bioseguridad.

Detalles

Isabel González tiene 74 años y aseguró que son comerciantes antiguas que vienen de puesto en puesto, “hemos venido luchando, ahora la alcaldesa se acordó de nosotros y estamos muy agradecidos”, agregó.
Con la banda municipal se inauguraron 18 puestos, que los comerciantes deberán compartir.

Olga Criollo es de la Asociación 9 de Diciembre, donde hay un total de 23 socios. “Según el proyecto tenemos que turnarnos o compartir los puestos, tres personas en cada uno, pero a nosotros no nos parece bien porque son pequeños”. Pese a ello Olga dijo que están agradecidos.

Manifestó también que siempre han estado trabajando en la parada de los buses interprovinciales.

Aunque recordó que anteriormente se ubicaban en las calles por el redondel Ajaví como comerciantes informales.

“Nosotros hemos venido de puesto en puesto también como ambulantes, pero ahora ya tenemos nuestros propios puestos gracias a la alcaldesa”, dijo Olga.