Comerciantes se resisten a abandonar el Canchón del Copacabana en Otavalo

En el Canchón del Copacabana, el sábado 7 de noviembre  se desarrolló la feria textil, con relativa normalidad, a pesar de que desde la municipalidad se intentó recuperar este espacio colocando montículos de tierra para evitar que los comerciantes instalen sus puestos en el sector.

La acción del municipio no fue bien vista por los comerciantes, quienes desde la noche del viernes se posesionaron de esta calle y pernoctaron en el lugar para evitar ser desalojados por los Agentes de Control Municipal.

La feria en el canchón estaba autorizada hasta el sábado 31 de octubre. En este lugar laboraban un grupo de vendedores que tienen puesto en el mercado Copacabana y otro grupo de personas que trabajaban informalmente en las calles aledañas a este centro de expendio.

Todos los vendedores fueron notificados, con dos semanas de anticipación, sobre esta decisión. Por esta razón, el miércoles 4 de noviembre, quienes tenían un puesto en el mercado Copacabana, retornaron a hacer uso de esos espacios, mientras que los que no tienen puesto, debían dirigirse a la feria que se está organizando en la Liga Deportiva Cantonal de Otavalo.

Esta decisión municipal obligó a que los comerciantes y productores autónomos que trabajaban en el canchón y se quedaron desde el pasado miércoles se organizaran.

Según Pedro Segovia, coordinador de los comerciantes, existe un documento con el que se permitió utilizar el canchón del Copacabana. “Tenemos un acuerdo con el municipio para ocupar el lugar por dos años. Eso no se está cumpliendo.

El acuerdo lo tiene la comisión técnica, nosotros no tenemos ese documento. Hemos solicitado audiencia con las autoridades del municipio el próximo lunes”, explicó Segovia.

El director de desarrollo económico de la municipalidad, Marcelo Lema, vía telefónica aseguró que la mayor parte de comerciantes, ‘de forma voluntaria, ya se trasladaron a la Liga Deportiva Cantonal, pero lamentablemente hemos conocido que un sector de comerciantes no quieren acatar las disposiciones de la autoridad. En ese espacio no se van a dar puestos”, explicó el funcionario.