Colectivos rescatan áreas verdes en Tulcán

Tulcán. Con el objetivo de reducir el impacto ambiental y limpiar espacios naturales de desechos contaminantes, el Ministerio de Ambiente en Carchi en coordinación con otras instituciones públicas mantienen una agenda para conmemorar el Día del Ambiente.

Forestación. Álvaro Man-tilla, director del MAE, en Carchi, participó ayer de una jornada de forestación con estudiantes de Turismo de la UPEC y colectivos locales de ciclismo.

Franklyn Bastidas, técnico del GPC, indicó que el vivero de la Prefectura del Carchi donó 1200 plantas de las especies aliso y puma maqui para ser sembradas en tres predios en el oriente del cantón Tulcán, en el sector El Carrizal y en San Isidro en Puchúes.

Bastidas incentivó a los participantes a cuidar los árboles por ser los principales proveedores de oxígeno. “No es tiempo perdido dedicarse al ambientes, es un trabajo por nuestra vida”, señaló.

Jóvenes. Con palas, los universitarios y voluntarios de colectivos ciclísticos, así como la Policía de Medio Ambiente sembraron los ejemplares en los predios con el propósito de que a futuro estos espacios se transformen en áreas verdes que sean pulmones de la ciudad. Homero Tala-vera, propietario de uno de los predios donde se hizo a reforestación resaltó esta iniciativa que fomenta en la ciudadanía la cultura ambiental y la reflexión sobre la urgencia de cambiar hábitos negativos que dañan el planeta. Entre las actividades planificadas, hoy se realizará una minga de limpieza del río San Gabriel, en el cantón Montúfar y el sábado habrá una minga en el Centro de Interpretación en El Morán, cantón Espejo. En Montúfar también se desarrolló una capacitación sobre vida silvestre; esto a razón de que días atrás una loba de páramo fue hallada con lesiones y pese a la ayuda veterinaria, murió. El funcionario indicó que no es la primera vez que se encuentran especies golpeadas o mutiladas. Las creencias populares, según las cuales las colas de lobo son cábalas de suerte, están incidiendo para que la gente trate de capturar a estas especies causándoles daños irreparables. Mantilla recordó que según la Ley Ambiental el tráfico de especies silvestres se sanciona incluso con prisión. Días atrás también se liberó en Tufiño a cinco quilicos (aves rapaces) que estaban lesionadas.