Coalición de ONG entrega a Ban medio millón de firmas por un TCA más eficaz

TearGas-made-in-USA-26461Naciones Unidas, 3 jul (EFE).- La Coalición para el Control de las Armas entregó hoy al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, 500.000 firmas recogidas en todo el mundo pidiendo un tratado eficaz para el control de las armas ligeras.

Ban agradeció a esa coalición de ONG la entrega de ese medio millón de firmas y su trabajo “en favor de un mundo mejor y más seguro para todos”, así como para eliminar las armas pequeñas, el armamento ligero y nuclear.

El inicio de las negociaciones entre los países de la ONU sobre el nuevo Tratado para el Control de Armas (TCA) se retrasó hasta hoy debido a las reclamaciones de Palestina para sentarse a la mesa negociadora, lo que es rechazado por algunos países que consideran que su actual estatuto ante el organismo como entidad observadora no le da derecho a ello.

El máximo responsable de la ONU recordó, además, que “sesenta años de operaciones de paz en la ONU cuestan menos que el gasto militar actual que se hace en seis semanas. Eso es algo inaceptable”

“Lo he dicho muchas veces: el mundo esta supra-armado y la paz infra-financiada”, afirmó.

Ban señaló que se sentía “honrado” por recibir esas firmas, que consideró un llamamiento “de ciudadanos del mundo a las Naciones Unidas y a los Estados miembros para que abordemos con urgencia estos asuntos”.

“Con sus peticiones y declaraciones de hoy, están recordando al mundo la necesidad de actuar”, dijo Ban, que afirmó que esperaba “sinceramente que los Estados miembros lleguen a un acuerdo legalmente vinculante sobre el comercio de armas”.

El TCA, según las ONG, debe exigir a los gobiernos que regulen estrictamente la venta y transferencia de todas las armas, municiones y equipo conexo utilizados en operaciones militares y de seguridad interna, desde vehículos blindados a misiles, aviones, armas pequeñas, granadas y municiones.

Las ONG, que han protestado por el retraso de unas negociaciones que en principio se prolongarán hasta el 27 de julio, piden también un mayor compromiso con los derechos humanos y que ese futuro tratado incluya el respeto de la legislación humanitaria.

A ese respecto Ban señaló que “se ha matado a mucha gente y se han cometido muchos delitos y abusos de los derechos humanos”, al tiempo que señaló “hay que actuar ahora y poner fin al sufrimiento que causa el comercio internacional de armas no regulado”.

“La ausencia de normas comunes que regulen la transferencia internacional de armas facilita que en los conflictos armados se usen armas convencionales para cometer actos de terror y perpetrar la represión política y graves violaciones de los derechos humanos”, afirmó Ban.

Las ONG que entregaron esas firmas incluyeron también declaraciones de parlamentarios de diferentes países, y Ban consideró que los diputados “deberán de desempeñar un papel crucial a la hora de ratificar el tratado que se adopte”.

El secretario general de Amnistía Internacional (AI), Salil Shetty, señaló por su parte que el apoyo de Ban era crucial para unas negociaciones que calificó de “históricas”, al tiempo que señaló que al entregarle esa petición “firmada por medio millón de personas en el mundo, hacemos un llamamiento a los Gobiernos para que se comprometan con un tratado de armas efectivo”.

Del total de firmas entregadas, 40.000 se han recogido en España, donde las organizaciones AI, Fundació per la Pau e Intermón-Oxfam, dijeron esas organizaciones en un comunicado de prensa.

Agregaron que han realizado “un intenso trabajo de concienciación y presión. La semana pasada, por ejemplo, los puestos de varios mercados españoles se convirtieron en puntos de venta de armamento para denunciar que, actualmente, el comercio de plátanos está más regulado que el de pistolas”.