Clínica como institución salió libre de culpa en accidente de ascensor

Ibarra. Ayer el juez Alcivar Tulcanaza dictaminó un dictamen fiscal en el que se se señala lo siguiente:

Dictar un auto de sobreseimiento, es decir que no se ha encontrado ni culpa ni dolo en la persona jurídica de la clínica, ubicada en la ciudad de Ibarra, en la que el 5 de septiembre de 2016 se produjo un incidente con tres ciudadanos que cayeron al vació por fallas de un ascensor de esta casa de salud privada.

De igual manera se dictaminó sobreseimiento para el ciudadano Juan V. quien era ayudante de mantenimiento del ascensor en aquel entonces.

Sin embargo, el juez identificó que se ha inobservado el valor objetivo de cuidado y llamó a juicio a los ciudadanos Hugo R. y a Diego R. el primero representante de la clínica y el segundo encargado, en ese entonces, del mantenimiento del ascensor.

Abogado defensor. “No es que el señor Hugo R. ha hecho las cosas mal en la clínica, lo que pasa es que lastimosamente el es representante legal, judicial y extrajudicial de la clínica y lógicamente el tendrá que responder bajo esa figura de representación legal. Con respecto al ciudadano Diego R. demostraremos en la audiencia de juicio que el vino hacer un mantenimiento en el 2016, nada más, el no tiene nada que ver. Reitero, Hugo R. está llamado a juicio por un delito culposo, pero hay que diferenciar entre culpa y dolo, este es un tema culposo, es decir mi patrocinado nunca tuvo la intención de causar ninguna lesión”, dijo Juan Carlos Salas, abogado defensor de las personas procesadas.

Abogado defensor. “Algo que quiero mencionar también es que en toda la sustanciación del proceso se ha actuado de muy mala fe por parte de la defensa de la otra parte, queriendo indicar que luego del incidente mi patrocinado le ha retenidos a la señora (víctima) en la clínica, cosa que no pudo demostrar.

La señora Ruby tuvo todas las atenciones del caso, incluso fue sometida a cirugías y si es que no hay una autorización o firma de uno de los familiares mal podríamos hablar o manifestar que la señora estuvo retenida, allí firmó la hija. Además debo mencionarle que la clínica ha asumido todos los gastos de recuperación de la señora (víctima)”, dijo Juan Carlos Salas, abogado defensor de los representantes de la clínica.

Gerente clínica. “Nosotros le hicimos a la señora, en la clínica, todo el procedimiento que se debe hacer, con la autorización de su hija, ella firmó. Con ese consentimiento procedimos a operar a la ciudadana y quedó bien operada, hay que tomar en cuenta que no se cobró honorarios”, dijo Hugo R. representante de la clínica (gerente).

“La señora (víctima) no tiene nada, lo que ellos quieren es plata y hasta en ese sentido un buen abogado concilia, pero ni eso se ha dado, nosotros hemos estado dispuestos a conciliar. Hay dos peritajes (informes) uno hecho en su momento y otro después, y muchas cosas que ahí dicen son copiadas del internet”, dijo el gerente.

Aseguró que un ascensor con las mismas características que el que sufrió el accidente en su clínica está operando normalmente en otra casa de salud privada.

La otra parte. “Yo respeto mucho, pero no estoy de acuerdo con la decisión del juez, porque existen reportes de mantenimiento en que firman las dos personas, Diego R. y Juan V. sin embargo a uno de ellos se le dejó absuelto, pese a que la responsabilidad es compartida”, dijo Marcos Martí-nez, abogado defensor de la víctima luego de la audiencia que se realizó la mañana de ayer.