Ciudadanos extranjeros en Antonio Ante desalojados tras problemas

Ciudadanos extranjeros en Antonio Ante fueron desalojados después de que los vecinos del barrio San Luis solicitaran la acción de las autoridades ante tanto problema que ellos ocasionaban.

De acuerdo a la versión de los moradores, los ciudadanos extranjeros generaban inseguridad, ya que se registraron riñas callejeras, gritos, insultos e incluso amenazas a los vecinos del sector.

Asimismo, no cumplían con los protocolos de seguridad sanitaria y con el toque de queda que se encuentra establecido a nivel nacional.

Las autoridades de control le explicaron al propietario del inmueble donde vivían los extranjeros, la inconformidad de los moradores del sector.

Ciudadanos extranjeros en Antonio Ante

Según información oficial, del domicilio fueron retirados 14 hombres, 5 mujeres y 3 menores de nacionalidad venezolana.

En coordinación con Pablo Cueva, jefe de Seguridad Ciudadana y Gobernabilidad de Antonio Ante, y personal policial y militar, los extranjeros fueron reubicados en la ex Fábrica Imbabura.

De la misma forma se realizará las coordinaciones con representantes del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), con la ACNUR para que sean ubicados en un mejor lugar.

De acuerdo a la versión de uno de los moradores, este es un problema que viene desde antes de la emergencia, “borrachos, relajosos e incluso drogadictos. Cuando empezó la cuarentena y el toque de queda ellos no cumplían con las disposiciones, eran las 2 de la tarde y se les veía pasando”.

Otro de los moradores también mencionó que San Luis era considerado un barrio tranquilo, pero con la llegada de los extranjeros se volvió inseguro. “Lamentablemente vinieron migrantes a causar desmanes y prácticamente hace unos seis meses se han registrado los problemas”, dijo.

Tras los inconvenientes aseguró que sí han recibido la colaboración de la Policía Nacional, pero al parecer, la noche del domingo los vecinos se cansaron. “Quieren irse contra las leyes de nuestro país”.

De acuerdo a este vecino, el domingo los sujetos empezaron a atacar a miembros policiales, por lo que todos los moradores salieron a defender a los uniformados. Además, contó que la vivienda donde habitaban los ciudadanos extranjeros no tenía los servicios básicos necesarios y era un lugar insalubre.