Cincuenta años formando docentes de música en Cotacachi

Los alumnos de la primera generación de maestros de música del norte del país culminó sus estudios y de inmediato se regó por todo el país. Muchos viajaron a ciudades como Quito, Riobamba, Esmeraldas, Machala, Babahoyo, entre otras con el distintivo de ser la primera generación del bachillerato en Arte con especialidad en Educación Musical del Colegio Luis Ulipiano de la Torre, lo que significó un hito para las futuras generaciones.

El Instituto se funda en 1936, como centro de estudios manuales de corte y confección y bordado artesanal y tiempo después, en 1956, se incorpora la especialidad de mecánica y carpintería. Al tratarse de un cantón de emprendedores y artistas por iniciativa de María Inés Cevallos (en ese entonces rectora) y un equipo de docentes conformados por recordados personajes como Germán Proaño, Rubén Jaramillo, entre otros, en 1965 se crea esta opción práctica de música.

Un total de 21 estudiantes se graduaron en el bachillerato de educación musical en el año de 1971 y comenzó el éxodo de bachilleres que fueron colocados como maestros en diferentes instituciones.

De este primer grupo pocos quedan en la provincia. Dos viven en Ibarra, cuatro en Cotacachi y uno en Urcuquí. En este último cantón reside Oswaldo Caviedes Vallejo, quien además de ser un connotado músico fue rector del Colegio Municipal Benalcázar de la capital ecuatoriana, en donde trabajó por 25 años antes de retornar a su ciudad natal.

Caviedes respira profundo y desvía la mirada al recordar su vida en la institución. “La graduación de la primera promoción de bachilleres en educación musical significa un quiebre histórico en la enseñanza de la música en el país. Si bien es cierto hasta ese entonces habían virtuosos instrumentistas que cumplían un rol de profesores de música y eran pocos, a raíz de este grupo de graduados se combinó la docencia, los conocimientos generales y la virtuosidad estableciendo una gran diferencia en la enseñanza de educación musical en el país.

Caviedes está convencido que lo que se logró en este medio siglo en la Unidad Educativa Luis Ulpiano de la Torres es de “mucha trascendencia” para la activida cultural y musical de la provincia”.

En la escena musical aparecen innumerables artistas y profesores de música como son: Jorge Jaramillo, Marco Proaño, Germán Hidrovo y compañeros como Luis Alberto Guerrero, Tarquino Guzmán, Ulpiano Galindo, Nilton Saltos, Edgar Hidrovo, Marcelo Saltos Montenegro. Muchos de ellos cercanos a reconocidas orquestas como Los Dandys o Rumba Habana.

El Instituto Tecnológico Superior de Música Luis Ulpiano de la Torre, oferta la Tecnología Superior en Música Popular, propuestas pedagógica que sintetiza un arduo esfuerzo realizado por la Institución para realizar los estudios técnicos, teóricos, metodológicos de diseño curricular y fundamentalmente, de conocer los requerimientos de la población de la región; este trabajo demandó a las autoridades, docentes, estudiantes y comunidad educativa.